Arrecia la guerra de poderes en Brasil

Edición Impresa

Luego que suspendieran de su escaño por corrupcióna Aécio Neves, uno de los principales aliados del Gobierno.

Brasilia - El Senado brasileño acordó ayer que se pronunciará sobre la decisión de una sala del Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) que suspendió de su escaño al senador Aécio Neves y además lo obliga a pasar las noches en su casa mientras se le investiga por supuesta corrupción.

En una rápida sesión, la Cámara Alta convocó para el martes próximo a una votación en la que decidirá si acepta o no la decisión de la corte, que Neves y su Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) consideran "inconstitucional".

Por una diferencia de tres votos contra dos, esa sala del STF negó un pedido de detención por parte de la Fiscalía contra Neves y, en cambio, acordó en forma cautelar suspenderlo de su escaño, recluirlo en su casa durante las noches e impedirle salir del país.

Neves, derrotado en las presidenciales de 2014 por la después destituida Dilma Rousseff, es investigado por corrupción con base en confesiones hechas por los dueños del grupo JBS en un acuerdo de cooperación judicial en que admitieron haber sobornado a cientos de políticos durante años.

Uno de los propietarios de JBS, Joesley Batista, afirmó que le pagó sobornos por unos 645.000 dólares al senador, que admitió haber recibido el dinero aunque alegó que se trataba de un préstamo personal.

El PSDB, uno de los partidos más influyentes en la coalición que respalda al presidente Michel Temer, anunció que apelará ante el pleno del STF a fin de intentar anular la ajustada decisión tomada por la primera sala del propio tribunal. Tanto en medios jurídicos como parlamentarios, se ha advertido sobre una posible crisis entre ambos poderes por el caso de Neves. Según la mayoría de los parlamentarios, un miembro de la Cámara Alta sólo puede ser suspendido de su escaño o incluso detenido si lo avala el propio Senado, que no fue consultado.

Las desinteligencias entre los poderes de la República causaRON una "crisis institucional", afirmó ayer Marco Aurelio Mello, uno de los miembros más experimentados del STF. Los magistrados que votaron por las sanciones explicaron que se apoyaron en artículos del código penal, los cuales, en opinión del PSDB, no son aplicables a un senador en pleno ejercicio de su mandato, que está amparado por otras normas constitucionales.

Agencias EFE y ANSA

Dejá tu comentario