Aseguran que la nueva “tarjeta Moreno” deberá ser excluyente

Edición Impresa

La subsecretaria de Defensa al Consumidor, María "Pimpi" Colombo, afirmó ayer que la tarjeta de crédito que lanzará el Gobierno para las compras en supermercados será "exclusiva y excluyente" y agregó que los acuerdos de precios "se están cumpliendo".

Indicó la funcionaria que el plástico tendrá que ser "excluyente" porque los supermercados no van a poder poner los precios diferenciados según las tarjetas de crédito con las que cuenten sus clientes.

"La razón por la que tiene que ser única es porque no podrían los supermercados definir los precios si tienen los costos financieros diferentes", explicó la funcionaria en declaraciones.

Los bancos les cobran a los supermercados entre 3 y 4,5 puntos porcentuales de comisión para financiar las ventas que realizan a sus clientes, y la tarjeta que lanzará el Banco Nación registraría una comisión de sólo 1 punto.

"La ecuación es perfecta en tanto solamente se pueda financiar con una tarjeta que pague un punto porcentual de comisión por las compras", definió "Pimpi" Colombo y ratificó que otro de los objetivos es que los bancos bajen las comisiones a 0,75 de punto en los plásticos tradicionales. Por otro lado, confirmó la funcionaria que depende del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que los acuerdos de precios con las grandes cadenas de supermercados estarán vigentes por ahora "hasta el 1 de abril", dado que así fue firmado con las cámaras del sector. Aseguró que los acuerdos se están cumpliendo y pidió a los consumidores que "guarden los tickets" para comparar y detectar eventuales variaciones en los precios, con las cuales habrá "tolerancia cero" .

Sobre las denuncias sobre la detección de acuerdos de precios, dijo que "prácticamente no hay, sólo muy poquitas cosas. Algunos detectaron centavos de diferencia pero eso se ha corregido inmediatamente. Lo que vemos es que los supermercados están contentos". Descartó además que se estén registrando problemas de abastecimiento en las góndolas y aclaró que "es razonable" que algunos comercios restrinjan las ventas a un par de unidades en algunos productos que están baratos como atractivos.

Colombo señaló que los supermercados pueden tener precios diferentes entre sí, pero no pueden modificarlos respecto de sus propios precios al 1 de febrero, cuando arrancó el congelamiento que culminará -si no hay cambios en el medio- el 31 de marzo.

"El congelamiento de precios va muy bien, excelente. Por un lado la Secretaría de Comercio Interior siempre efectúa inspecciones controlando el tema, y nosotros desde la Subsecretaría brindamos el servicio de Precios en su Sitio", que es la página web que permite comparar los valores de los productos en distintos comercios. Bromeó con que "los empleados están más contentos, porque tienen menos laburo", en alusión a que no se pueden remarcar los valores de los productos, al tiempo que las ventas tienen un buen desempeño, aseguró.

Además, la funcionaria celebró el reciente acuerdo entre la Secretaría de Comercio Interior, la Subsecretaría de Pesca y varias empresas vinculadas con la comercialización de pescado, que fijaron precios para Semana Santa. Recordó que el kilo de filet de merluza despinado costará $ 18; el kilo de corvina parrillera saldrá $ 20 y el kilo de langostino entero costará $ 25.

Dejá tu comentario