Avance con bonistas hizo caer un 3% el riesgo-país

Edición Impresa

El mercado se depuró. Terminó la toma de ganancias que comenzó el miércoles pasado y muchos de los que se fueron, regresaron. No van a poner todo el dinero que ganaron, pero sí una buena parte y eso explica por qué el monto de negocios cedió.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), de alrededor de $ 900 millones diarios que se operaban la semana pasada, se bajó a $ 676 millones, que es un buen monto para lo reducido que quedó este mercado después de que se estatizaron los fondos de las AFJP.

Los bonos estuvieron en alza casi todo el día. A media tarde tocaron los precios máximos y se tomaron un respiro. Apenas comenzaron a descender, una ola de compradores los volvió a su lugar. La posibilidad de un acuerdo con bonistas los impulsó. Si bien no cerraron en los máximos del día, después de hora entraron órdenes de compra que aguardan la apertura del mercado.

Fin de una racha

El Discount en pesos terminó una racha de tres ruedas consecutivas de baja y recuperó el 2,17%. El cupón PBI que quedó desarbitrado ante la suba de los bonos subió nada menos que el 5,60%. En este sector de los bonos del canje de la deuda también hubo negocios por los Par en pesos, que avanzaron el 4%.

Entre los posdefault, lo más destacado estuvo en el Bogar 2018, que subió casi el 5% y fue el título de mejor comportamiento. El Bocon Pre 9 tuvo un buen día y subió el 2,60%, mientras el resto de los bonos lo hizo entre el 1,50% y el 2%.

Bonos firmes

Los bonos en dólares se afirman cada vez más y sus alzas son más consistentes porque los inversores los buscan por sus rendimientos. De estos títulos no se sale ni se entra tan rápido como a los bonos en pesos.

Con las subas de los últimos tiempos, los rendimientos del Boden 2012 están en el 12% y los del Boden 2015, en el 15%. Estos papeles llegaron a estar a tan bajo precio que el año pasado daban rentas de casi el 60%. Como las rentas actuales -a pesar de haber bajado tanto- son las más altas del mundo, gran parte del dinero del exterior va hacia estos bonos. Por eso el Boden 2015 subió el 3,62% y el Boden 2012, el 1,21%. El Boden 2015 en lo que va del año aumentó el 187% y el Boden 2012, el 84%. El riesgo-país cayó el 3,18%, a 731 puntos.

Mientras el dólar esté quieto en el mercado local, los bonos van a prolongar su verano. El ingreso de dólares es constante y aplasta los precios de la divisa de Estados Unidos. El Banco Central tuvo que comprar más de u$s 50 millones para que el precio no se derrumbe. El dólar abrió en el Forex-MAE, el principal mercado mayorista, a $ 3,84, pero no pudo sostenerse y al mediodía había bajado a $ 3,8380. Como las pantallas seguían abarrotándose de vendedores, el Banco Central salió a agredir los «offer» (oferta) y barrió con líneas enteras que enseguida se repoblaban. Tuvo que intervenir hasta el final porque había u$s 40 millones de la exportación buscando destino, una cantidad elevada para esta época del año.

Al final de la rueda, el dólar terminó a $ 3,8360 y quedó vendedor para hoy. El dólar para fin de año bajó a $ 3,9380.

Las reservas del Banco Central después de la intervención aumentaron en u$s 28 millones, a u$s 45.231 millones porque se realizaron pagos al exterior. En las casas de cambio, el dólar continuó a $ 3,85 para la venta, mientras en el mercado marginal se operó a $ 3,86 con más vendedores que compradores.

Hoy la suba de los bonos puede seguir. Los inversores creen que habrá acuerdo con el FMI, que se le pagará al Club de París y se arreglará con los «holdouts», los tenedores de bonos que rechazaron entrar al canje de la deuda.

Dejá tu comentario