BCRA ratificó tasas altas ante nueva suba del dólar

Edición Impresa

• MENSAJE A LOS MERCADOS EN LA INAUGURACIÓN DE LAS JORNADAS MONETARIAS Y BANCARIAS
Federico Sturzenegger dijo que “no están dadas las condiciones para un relajamiento de la política monetaria”. Lo planteó en el mismo momento en que el billete llegó a su mayor valor desde las PASO.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, envió ayer un mensaje contundente a los mercados: "No están dadas, para nada, las condiciones para un relajamiento de la política monetaria en los próximos meses". El funcionario aprovechó el discurso de apertura de las Jornadas Monetarias y Bancarias para salir al cruce de las expectativas de los operadores, justo en el mismo momento en que el dólar oficial tocaba los $17,76, su mayor valor desde las elecciones PASO del 13 de agosto.

El precio de la divisa (ver nota aparte) subió, entre otras razones, impulsado por un leve movimiento a la baja en la tasa de las Lebac en el mercado secundario. Por eso, Sturzenegger no dejó pasar la oportunidad de enviar un mensaje de que las tasas de política monetaria -que al BCRA le sirven para contener la inflación y mantener a raya al dólar- seguirán altas por un buen tiempo más. Lo planteó en estos tres párrafos de su discurso:

"Tuvimos un proceso de relajamiento de la política monetaria que fue muy gradual y que básicamente se produjo en toda la mitad del año pasado, hasta febrero. Y nosotros lo hemos hablado varias veces, ese relajamiento resultó, ex post, quizás excesivo y nos generó un crecimiento de la inflación en los meses de febrero, marzo y abril de este año".

Cuando empezamos a ver esta dinámica en el mes de febrero, a partir del mes de marzo empezamos un nuevo ciclo contractivo de la política monetaria que básicamente ha perdurado hasta ahora".

"En este momento, el Banco Central está con su posición de política monetaria, yo diría, casi más restrictiva. Básicamente, el juego entre las tasas de política monetaria y las expectativas de inflación. Diría que es el momento de mayor dureza de la política monetaria. Como lo hemos dicho, en este momento estamos buscando en los últimos meses del año un entorno cercano al 1%, que es lo que le daría credibilidad a nuestra meta del 10% +/- 2, que tenemos para el año que viene, que para nosotros es muy importante. Y eso lo que implica para el grupo que conduce la política monetaria es que en este momento no están dadas las condiciones para un relajamiento de la política monetaria. No están dadas, para nada, las condiciones para un relajamiento de la política monetaria en los próximos meses".

Sturzenegger también destacó que busca acercarse a una inflación del 1% promedio en los últimos meses del año. A ese ritmo, la inflación de 2017 se ubicará finalmente por encima del 17% esperado por el Gobierno, teniendo en cuenta que, entre enero y agosto, el costo de vida registró un incremento del 15,4% y podría ascender hasta el 16,6% en el acumulado a septiembre, según cálculos privados. No obstante, dejó entrever que busca cumplir con su objetivo de 2018, donde se espera que la cifra se ubique en torno del 10% anual, con un margen de error de dos puntos porcentuales.

El titular de la autoridad monetaria, destacó a su vez que, en los últimos cuatro meses, la inflación promedió un 1,4% mensual, la misma cifra que en el último trimestre de 2016, luego de que se acelerara entre marzo y abril. Resaltó que la baja en el costo de vida "impulsará el crecimiento de la economía", tras remarcar que, en los últimos catorce meses, la inflación fue del 21% anualizada.

Del discurso de Sturzenegger se desprende que mantendrá la tasa de política monetaria, el centro de corredor de pases a 7 días, en 26,25% anual, mientras no baje la inflación. Además, continuará ofreciendo rendimientos altos en pesos por las Lebac, donde ahora se fomenta que los inversores opten por los títulos de mayor duración. Por el momento, el objetivo de corto plazo es terminar el año con una inflación promedio del 1% mensual hasta diciembre. En lo inmediato se puede considerar que seguirá la fiesta de tasas altas en pesos y de apuestas por el "carry trade".

Dejá tu comentario