Bendita reforma fiscal II

Edición Impresa

Wall Street cerró nuevamente con mínimas bajas. En las primeras horas, los operadores se dividían entre los avances y los retrocesos en una sesión volátil, observando, al igual que en la rueda anterior, los movimientos provenientes del Congreso. La Cámara de Representantes vota de nuevo la ley de reforma fiscal impulsada por el presidente para reparar un error de procedimiento que obligó a hacer una modificación antes de ser aprobada por el Senado.

Ni bien vuelva a ser sometida a votación, y tras ser aprobada en la madrugada del miércoles por el Senado, Trump podrá firmar la reforma tributaria, la primera gran baja de impuestos desde 1986 y su primera victoria legislativa desde que asumió la presidencia.

Así las cosas, la jornada finalizó con los tres índices de referencia de la Bolsa de Nueva York en negativo; el Dow Jones de Industriales cerró en 24.726,65 puntos, bajando el 0,11%, el S&P 500 se situó en los 2.679,25 puntos, perdiendo el 0,08%, y el Nasdaq Composite depreciándose el 0,04% llegó a los 6.960,96 puntos.

Por su parte, las Bolsas europeas cerraron en su mayoría con bajas: Londres perdió 0,25%, París 0,56%, Fráncfort 1,11%, Milán 0,74% y Madrid 0,26%.

Dos colosos en problemas. Google y Facebook tendrán que aceptar la censura de China y las restrictivas leyes en la red si quieren ingresar a sus 751 millones de usuarios de internet, según informaron reguladores chinos. Estas dos empresas, junto con Twitter Inc. y la mayoría de los principales medios de comunicación occidentales están bloqueados, para la comunidad china.

"Es algo que quizás se pregunta mucha gente, por qué Google, por qué Facebook, todavía no está funcionando y operando en China", manifestó Qi Xiaoxia, director general de la Oficina de Cooperación Internacional de la Administración del Ciberespacio de China (CAC).

En el caso de Google, abandonó China por su propia iniciativa en 2010. "Si quieren volver, les damos la bienvenida", dijo Qi al Foro para la Gobernanza de internet en la sede europea de la ONU. "La condición es que tengan que cumplir con las leyes y regulaciones chinas. Esa es la cuestión principal. Y también que no perjudiquen la seguridad nacional china ni los intereses de los consumidores nacionales".

Dejá tu comentario