Bernanke festeja: “La recesión ya habría terminado”

Edición Impresa

Washington - El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo ayer que la recesión que afectó duramente la economía, al menos desde un punto de vista técnico, «probablemente terminó, aunque la recuperación será lenta y llevará tiempo crear nuevos puestos de empleo».

Bernanke se mostró optimista sobre las perspectivas de la economía estadounidense, si bien una vez más advirtió que la recuperación económica será relativamente lenta en un principio, «con el índice de desempleo bajando sólo gradualmente desde sus altos niveles actuales».

Pese a las tibias señales de recuperación, el índice de desempleo en Estados Unidos sigue en un histórico 9,7%. Durante una exposición en el Brookings Institute, un centro de estudios en Washington, el presidente de la Fed aseguró que la economía estadounidense «se percibirá muy débil por algún tiempo».

A continuación, los puntos más relevantes de su discurso:

  • La visión general de la mayoría de los pronósticos es que el ritmo de crecimiento en 2010 será moderado, menos que lo que uno anticiparía dada la magnitud de la recesión, debido a vientos en contra.

  • Mucha gente todavía va a encontrarse con que su seguridad y su estado laboral no son lo que les gustaría, algo que constituye un desafío para todos los que tomamos decisiones políticas. El desempleo bajará lentamente. 

  • Son necesarias medidas urgentes para subsanar las debilidades estructurales del marco regulador, de forma que no se repita una crisis como la actual.

  • El Congreso no se ha enfocado en el tema tan intensamente como esperaba, por haber estado ocupado en otros asuntos, como la reforma sanitaria. Pero creo que la atención volverá porque la crisis ha sido una calamidad demasiado grande para olvidarla.

  • Sin las poderosas y ágiles medidas, el pánico de octubre pasado probablemente se hubiese intensificado, más grandes firmas financieras hubieran caído y el conjunto del sistema hubiese estado en grave peligro.

  • No podemos saber con exactitud cuáles hubiesen sido los efectos económicos de estos hechos, pero lo que sabemos acerca del impacto de la crisis financiera, sugiere que la resultante caída global pudo haber sido extraordinariamente profunda.

  • He visto señales alentadoras de que el mercado está mejorando. Pero creo que el mercado será más simple, más pequeño y menos oscuro, y estará sujeto a un mayor control, todos factores que podrían limitar su crecimiento por algún tiempo. El mercado probablemente no volverá a tener el tamaño que tenía antes.

    Agencia EFE
  • Dejá tu comentario