Bitcoin: ¿ETF alcista u oportunidad histórica de compra?

Edición Impresa

Una vez más y continuando con el análisis macro de nuestra criptodivisa favorita, podemos ver que lo citado en nuestra última columna a principios de julio se cumple con buen grado de acierto, donde se citaba como zona de operación de corto plazo una compra con límite máximo en zona de 5.700 y manteniendo la misma hasta nuestra zona de toma de ganancias en valores cercanos a 8.300.

Luego de concluir con un mes de junio muy bajista, observamos que Bitcoin termina por tener un mes "verde" en julio subiendo desde los 5.750 hasta 8.500 dejando una estructura más que prometedora del lado técnico, pero que luego y al transcurrir las siguientes ruedas de operación se desinfla y termina por no sostenerla anulando casi por completo todo lo avanzado en el mes de julio (volviendo a valores cercanos a 6.000 la semana pasada).

Más allá de la estructura técnica, que luego intentaremos explicar con mayor precisión, empezaremos primero y como siempre realizamos en nuestras notas y columnas, poniéndonos un poco en contexto respecto de las noticias, novedades y rumores que van sucediéndose respecto de Bitcoin en varios frentes.

En otras oportunidades citamos la importancia cada vez más decreciente que fueron tomando en los últimos meses los dos ejes centrales a nivel fundamental, que son en concreto los hackeos a diversos exchanges (casas de cambio de bitcoin a dolar, como de bitcoin a otras cripto), como así también la aceptación o prohibición del mismo en diversos países del mundo.

Podemos afirmar respecto a este punto no hay grandes novedades y cambios, y donde siguen siendo temas que sobrevuelan el ecosistema, pero sin generar (al menos por ahora) grandes impactos en la cotización.

Entonces la gran pregunta a nivel fundamental es: ¿Qué es lo que viene afectando tanto a Bitcoin como todo el ecosistema cripto? La gran respuesta a esto, y por eso también el título de nuestra nota es la creciente importancia que tienen diversas presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos, comúnmente conocida como la SEC, para lograr que Bitcoin pueda ser considerado un ETF. Es decir, que Bitcoin pueda ser aceptado y reconocido oficialmente como un mecanismo intercambiable de inversión en mercados autorizados de dicho país, lo cual genera un paso más que determinante para Bitcoin como todas las demás criptomonedas, porque sería un primer y gran comienzo de salirse del lado gris del mapa para poder ser operado en mercados donde hay un flujo de capitales exponencialmente mayor y empezar también a quitarse un poco el tilde de informalidad o desregulación que lo rodea desde su creación y que mantiene al día de hoy.

Es por esto que cada mínima novedad que hay respecto de las cuatro presentaciones aún vigentes genera un gran impacto en la cotización, por el significado no solo a nivel financiero e ingreso de fondos sino a nivel aceptación de un ente tan importante como lo es la SEC.

Es entonces que vimos que justo en la zona de congestión que tuvo el precio en torno a los 8300 hubo dos o tres días más que agitados con novedades de una primera presentación que hicieron los hermanos Winklevoss que fuera finalmente rechazada, luego un comentario por parte de un miembro mismo de la SEC aclarando que dicho rechazo podría no tener efecto alguno, y así sucesivamente, volviendo a poner en el centro de la escena un aspecto externo y referido a noticias que fue impactando en el precio hasta llevarlo hoy a valores que rondan la zona de 6000 y 6500.

Es entonces que, para aquellos que van realizando sus operaciones mayormente orientados por este tipo de noticias que vamos a marcar los puntos que nos parecen relevantes para no pasar demasiados sustos.

Para tener en cuenta primero, el próximo pedido a tratarse por la SEC por este tema, será a mediados de septiembre, y puede nuevamente ser postergado, lo cual generaría un impacto negativo en el mercado. Por otro lado, los cuatro pedidos aún vigentes, pueden ser tratados hasta el inicio de marzo de 2019, por lo que hasta entonces el mercado puede tener el mismo comportamiento volátil que vimos en los últimos 15 días. No olvidar, que aunque cada vez tienen menos impacto otros temas, como los hackeos, bloqueos y aprobaciones por distintos gobiernos, como también el anuncio de alianzas entre el mundo privado tradicional y empresas cripto, puede también ir modificando los precios en caso de tener noticias relevantes.

Sin afán de desconocer que el mundo fundamental impacta, pero enfocandonos en lo que mejor nos sale como equipo, intentaremos ahora mirar a Bitcoin pura y exclusivamente desde el aspecto del Análisis Técnico.

Volviendo un poco a nuestra anterior columna, donde pudimos marcar efectivamente la suba de 5.700 a 8.300, podemos observar que el método elegido en ese momento, que nos remite al uso de las cuestiones más básicas del estudio del Análisis Técnico, resultó ser el más efectivo y por consiguiente, nuestro nuevo análisis será bajo las mismas reglas, adicionando la participación de la famosa (por ser utilizada en prácticamente todos los mercados) media móvil de 200 ruedas.

Luego de no poder sostener los 8.500 dolares, vemos una caída que lleva a Bitcoin hasta la zona de 6.000 y donde esperamos en principio, vaya a buscar el mismo soporte que vimos hace un mes, es decir los 5.700.

En dicha zona se espera que haya una gran reacción a nivel comprador, o al menos un gran intento de los inversores por sostener la criptodivisa en dicho precio. En caso de vulnerar dicha zona de soporte el mercado irá directamente a buscar objetivos menores que hoy mismo y según el grado de fuerza que acompañe a la baja no podemos estimar de modo preciso, pero que en principio se encuentran en 5.500, 4.800, 4.500, 3.500 o en un escenario aún muy lejano para hoy en 2.800 dólares por Bitcoin.

Suena realmente impensado, crítico y drástico hablar de estos valores, pero todo buen analista sabe que siempre debe considerar todas las opciones validas segun lo que ve en el gráfico, y en este caso pensar que un mercado que en pocos años fue desde 166 dólares a 20.000 no pueda hacer lo mismo pero en la dirección contraria, sería un acto al menos de desidia importante para los más estudiosos y experimentados del tema. La historia ha demostrado más de una vez que nada sube ni baja para siempre, que cuando algo parece que va a subir para siempre, mas se sufre la caída, y viceversa.

Así que poniendo en concreto, y ante la posibilidad de nuevos mínimos, nos manejaremos con mucha cautela, frialdad y lo más liberados posibles de emociones, para ir respetando el paso a paso. Si el mercado no sostiene el soporte de 5700, analizaremos luego su comportamiento en el próximo que es 5500, y así sucesivamente. Esto lo acompañaremos siempre con un cauteloso manejo del riesgo y del capital en cuenta, para que si se cumple el peor de los escenarios no nos agarre desprevenidos ni en una situación comprometedora como inversores.

Ahora, ¿Hay posibilidad alcista? Si, claro que la hay, lo importante aca tambien es saber cuales son las resistencias que debe superar el precio para que vuelva a existir un mercado mucho más positivo y participativo, más comprador y con más seguridad a nivel inversion.

Estos puntos para nosotros hoy se sitúan en primer lugar en la zona de 7300 donde se observa al dia de hoy las medias móviles de 18 y 40 ruedas en el gráfico de marco temporal de un dia. Por otro lado y aún más importante será la zona de 8200, donde no solo encontramos a la media móvil de 200 ruedas (reconocida mundialmente y en todos los mercados como un punto de soporte o resistencia de elevada relevancia de largo plazo) sino también donde vemos una línea de tendencia bajista que se forma desde fin de febrero de 2018 y que la cotización ha respetado a rajatabla hasta el dia de hoy.

Haciendo un resumen final de nuestra columna, pondremos nuestros ojos en el corto plazo en las zonas de 5700 pensando hacia abajo, y mirando hacia arriba en 7200 pero principalmente en 8200 con una grandísima salvedad: ambos puntos no solo deben ser superados para confirmar nuestra visión, sino que deben ser sostenidos en las ruedas inmediatas posteriores, para no tener falsas señales que puedan encaminar nuestras operaciones dentro de lo que se conoce como trampas, sean alcistas o bajistas.

Seguramente y como dicta nuestra experiencia, la superación de cualquiera de estos puntos de soporte o resistencias irán acompañados con una definición concreta de las presentaciones ante la SEC para que Bitcoin sea finalmente un ETF de forma oficial.

Mientras tanto y como siempre desde nuestro humilde lugar, les deseamos una buena experiencia en el fantástico mundo crypto y de sus inversiones.

Dejá tu comentario