3 de enero 2011 - 00:00

Bonos: esperan semana positiva

Hernán Lorenzino
Hernán Lorenzino
Los bonos pueden comenzar el año impulsados por el éxito del canje de la deuda y las próximas negociaciones con el Club de París que encararán el ministro de Economía, Amado Boudou y el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, pueden ir tras nuevos máximos. Las rentas todavía son atractivas.

Los que conspirarán contra ellos son los bajos montos de negocios habituales en enero y febrero. Los grandes jugadores están ausentes y eso hace que el volumen de operaciones se reduzca a la mitad de lo que se operaba en las buenas ruedas de noviembre. De todas maneras, como en el exterior es «temporada alta», desde allá continuarán llegando dólares para hacer diferencias con los papeles de la deuda argentina.

Pero ahora el menú de los inversores extranjeros se han ampliado porque muchos decidieron asumir más riesgos. Están «dulces» por las fuertes ganancias logradas en 2010 y tienen más margen para apostar. Además el Gobierno les confirmó con hechos que utilizará las reservas para pagarles. Por eso a las carteras de bonos les pueden agregar acciones, en particular de dos sectores: el de bancos y el de energía.

Mejora balances

Los papeles de los bancos pueden seguir su escalada porque las entidades tienen entre sus inversiones elevadas cantidades de títulos de la deuda. Como están subiendo de precio, sus balances tendrán una mejora notable. Esto les permitirá pagar dividendos más altos. No fue casualidad que el «top five» de las acciones que más subieron el año pasado, estuviera monopolizado por entidades financieras. Las empresas de energía tienen chances de aumentar más sus precios porque una suba tarifaria parece inexorable después de las complicaciones con el abastecimiento de luz en diciembre. Las petroleras, por su parte, se fortalecerán por el incremento de los precios del crudo en el mundo. La actividad en los Estados Unidos está creciendo y eso hace subir el barril por encima de 90 dólares.

El oro será otro excelente activo para los inversores más conservadores. Lo estiman a fines de 2011 en u$s 1.630 dólares, es decir que puede dar más del 20% de ganancias en dólares. En la Argentina el mercado a futuro va a crecer porque la venta del metal precioso aumentó el 50% en el año. Ahora, los inversores podrán asegurar el precio y reducir riesgos.

Los cupones PBI pueden seguir siendo las estrellas del mercado. La argentina crecerá en 2011 y los precios de los granos están en fuerte alza. Son derivados que hay que mantener en la cartera en su versión en pesos y en dólares. Bien vale la pena agregar los cupones en dólares con legislación argentina que tienen un punto más de retorno.

El dólar subió menos del 5% en 2010 y lo que debe seguirse de cerca es el valor del «blue» que se está separando del precio mayorista en 14 centavos. Tal vez, desaparecidas las urgencias de fin de año, pronto comience a enfriarse. Para este año el precio está estimado en alrededor de $ 4,40. Es un porcentaje que beneficia a los que quieren armar una cartera de bonos y acciones. En 2011 no habría que esperar las fuertes ganancias de 2010, pero en la Argentina nunca se sabe.

Dejá tu comentario