Bueno: otra automotriz fabricará en el país

Edición Impresa

La autorizó el Gobierno por decreto presidencial. Tiene plazo de 180 días para comenzar a construir una planta. Se especializa en vehículos eléctricos.

El Gobierno nacional otorgó la autorización a la firma CTS Auto para operar en el país como fabricante de vehículos, y determinó que dentro de los próximos seis meses la compañía deberá comenzar la construcción de una planta, que implicará inversiones y la creación de puestos de trabajo.

Lo hizo a través del decreto 332/2017 publicado ayer en el Boletín Oficial, que lleva las firmas de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, en ejercicio de la Presidencia por el viaje de Mauricio Macri a Oriente; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Producción, Francisco Cabrera.

El decreto autorizó a CTS Auto "a operar como empresa terminal de la industria automotriz", y además, definió que "la empresa deberá dar comienzo a la ejecución de las obras destinadas a la construcción de la planta industrial, en un plazo no mayor de 180 días".

De acuerdo con el texto, CTS "presentó un proyecto industrial que implica inversiones y la creación de nuevos puestos de trabajo".

Además, precisó que "el producto de la actividad industrial que la empresa proyecta desarrollar será destinado tanto al mercado interno como a la exportación".

CTS desarrolló en 2013 en Uruguay el primer ómnibus eléctrico de la región, junto con la firma de transporte Buquebus y a la fabricante china de vehículos BYD.

A fines del año pasado se presentó en una licitación del Ministerio de Medio Ambiente para la compra de 50 "ecobuses" por u$s35 millones, y obtuvo la adjudicación de la misma, en sociedad con la china BYD.

La semana pasada el Gobierno dispuso eliminar los impuestos para la importación de autopartes de ese tipo de vehículos que sean ensamblados en el país y bajar la alícuota desde el 35 por ciento al 2% o el 5%, según el caso, para los que las terminales importen ya armados.

De esta manera, serán ocho las marcas chinas que operan o están por hacerlo en el país. Chery fue la pionera pero después de siguieron Geely, Lifan Foton, DFSK, Great Wall y Brillance. En el caso de CTS, el Gobierno busca promover la venta de vehículos con tecnología no contaminante. También tiene en marcha una reforma total de la industria automotriz para que se comience a utilizar la propulsión mediante la alconafta (ver en Suplemento Autos & Placeres).

Dejá tu comentario