Cae la producción de hacienda liviana

Edición Impresa

La menor reposición de animales provocó una caída en la cantidad de hacienda liviana que ofrecen los feedlots, mientras que la exportación «se aseguró la terminación» de 180 mil cabezas almacenadas por frigoríficos, informó el especialista en mercado ganadero Ignacio Iriarte.

«A partir de la menor reposición iniciada en setiembre, los feedlots ya ofrecen una menor cantidad de hacienda liviana», indicó el experto en ganadería.

También señaló que «por el lado de los exportadores, la ausencia de novillos pesados llevó a frigoríficos a encerrar 180 mil cabezas para su terminación».

En este sentido, y también debido a problemas de índole climática, «la caída en la faena esperada desde hace meses para diciembre ya está entre nosotros», dijo Iriarte.

Además el expecialista razonó que «hay algo menos de ganado de feedlot porque se comienza a sentir ahora la falta de reposición que se dio a partir de la segunda quincena de setiembre. En esa fecha se empezó a advertir que la suspensión del pago de los subsidios iba para largo. Al resto de las categorías le «han coincidido las lluvias» que en muchas zonas permiten reanudar después de meses el engorde a pasto.

El agotamiento natural de la oferta de novillos se debió a la venta forzada y anticipada que fue evidente durante todo el desarrollo de la sequía.

«Hoy hay menos vacas, por razones estacionales, y hay mucho menos novillos pesados, cuya oferta ha caído drásticamente en los últimos 10 días», enfatizó.

Para Iriarte, «en todos los casos, puede haber un efecto lluvias y alguna retención a la espera de la distribución definitiva de la Cuota Hilton (cupos de venta de cortes especiales con destino a Europa)». No obstante «es evidente que toda una camada de novillos pesados se ha agotado y no existe perspectiva de que la oferta de esta categoría se recupere por meses, y quizás por años».

El problema es que la situación forrajera no cambió a pesar de las precipitaciones que aliviaron gran parte del país.

«La oferta de vacas y novillos por varios meses tenderá a caer y no a repuntar», añadió. Según su análisis, «los exportadores, que se ven venir un faltante fuerte de novillos pesados justo para cuando se distribuya la Hilton, han vuelto a encerrar masivamente en feedlots propios o de hotelería».

Totalizan hoy unos 180 mil novillos en los corrales.

La salida masiva de animales que se criaban en las islas del Río Paraná y Uruguay facilitó a los exportadores la compra de muchos lotes de novillitos recriados.

Al igual que otros analistas del sector, Iriarte considera que dado el atraso en la distribución del cupo Hilton, parece cada vez menos probable que «se llegue a cumplir la cuota 2009/2010».

«Va a ser muy difícil producir y embarcar 4.500-5.000 toneladas mensuales, a partir de febrero, con la baja oferta de novillos pesados que se espera, aun cumpliendo con siete cortes», sostuvo.

La buena noticia es que se advierte una demanda de vacas para repoblar.

«Hoy tenemos entre 3,0 y 3,5 millones de vacas menos que hace tres años y a medida que la situación climática y forrajera mejore, la vaca se convertirá en la categoría estrella».

Esta categoría es demandada no sólo para madre, sino también para invernar o para exportación que estará exacerbada por la falta de novillos, finalizó Iriarte.

Dejá tu comentario