Cambios en VW: su presidente se va a Brasil

Edición Impresa

Fuentes de la automotriz confirmaron el adelanto de ayer de Ámbito Financiero. El ejecutivo está esta semana en Alemania definiendo su pase y la producción de un nuevo modelo para la planta local

Después de 20 meses al frente de la filial local de Volkswagen, el argentino Pablo Di Si dejará su cargo para pasar a manejar las operaciones de la marca alemana en Brasil en reemplazo del actual CEO en ese país, David Powell. La información, adelantada ayer por Ámbito Financiero, fue confirmada anoche por fuentes de la compañía, quienes señalaron que la salida del ejecutivo se producirá en un plazo breve.

Esta semana, el titular de VW Argentina se encuentra en la casa matriz, en la localidad alemana de Wolfburgo, definiendo los detalles de su traspaso como, por ejemplo, quién lo sucederá en su cargo. Pero no sólo eso. También está cerrando la aprobación para una inversión en la planta bonaerense de General Pacheco para la producción de un nuevo modelo. La idea es que el anuncio oficial de este proyecto industrial lo realice el propio Di Si antes de desembarcar en tierra brasileña. Fue él quien comandó una larga y difícil negociación con sus jefes en Alemania para obtener esta inversión en momentos en que la Argentina no es el país de la región más atractivo para invertir ante la falta de competitividad por los altos costos de producción. Fabricar un 0 km en el país es 25% más caro que en Brasil y hasta 65% más que en México. A esto se suma que Brasil tiene una capacidad ociosa de más de 2 millones de unidades, por lo que es más tentador radicar allí cualquier nuevo modelo. Pese a todo, el proyecto tendría luz verde y Di Si quiere capitalizar su esfuerzo y despedirse con el anuncio.

Esta inversión fue un anticipo de este diario en junio de 2016 y la demora por la confirmación oficial se debió a los problemas antes mencionados. Se trata de un modelo completamente nuevo -del segmento de los Sport Utility Vehicle (SUV)- montado sobre la plataforma MQB y que reemplazará a la actual Surán. Durante el Salón de Fráncfort, que se realizó este mes, trascendió que el modelo en cuestión es el Tharu, pero en la filial local prefieren no confirmarlo. Todo indica que es el vehículo elegido. De esta manera, la planta de VW se aseguraría su futuro industrial por varios años al sumar un nuevo modelo que conviviría con la producción de la pick-up Amarok.

El pase de Di Si a Brasil significa también un hecho curioso. Será el segundo argentino en manejar la filial brasileña de una automotriz. Carlos Zarlenga, de General Motors, se hizo cargo de la empresa en el país cuando Isela Costantini dejó la compañía para presidir Aerolíneas Argentinas en enero de 2016. A los pocos meses fue trasladado a Brasil para encargarse de las operaciones en los dos países. Hasta donde pudo averiguar este diario, aún no está definido quién ocupará la presidencia local de la automotriz que lidera el mercado desde hace 15 años, por lo que tampoco se podría descartar que Di Si maneje los dos países. No es algo extraño. No sólo GM unificó el comando de los dos países en los últimos tiempos. También el Grupo PSA Peugeot-Citroën adoptó esa estrategia este año, cuando Luis Ureta Sáenz Peña dejó la presidencia de la filial argentina. En ese caso, el manejo local quedó en manos de Carlos Gomes con sede en Brasil. Además, VW ya tiene un antecedente. En los últimos años de gestión, su expresidente, el austríaco Viktor Klima, tuvo bajo su órbita en control regional. Otro dato a tener en cuenta es que Di Si no necesitará un período de adaptación para conocer el mercado brasileño ya que trabajó en ese país varios años para la automotriz Fiat.

Dejá tu comentario