Caso Solange: la acusada se quebró y apuntó a un obrero

Edición Impresa

Lucila Frend, la joven acusada de matar a puñaladas a su amiga Solange Grabenheimer hace más de tres años en el departamento que compartían en Vicente López, insistió ayer, en el comienzo del juicio oral, en proclamarse inocente y rompió en llanto al recordar a la víctima. Además dudó de un obrero que frecuentaba la casa y lo colocó como su principal hipótesis del crimen.

Lucila declaró en la primera jornada del juicio en el que aparece como única imputada, y resaltó que con Solange tenía una excelente relación. La joven, que retornó desde el exterior para someterse al juicio, prestó declaración ayer, al igual que la madre y el exnovio de la víctima.

Patricia Lamblot, la madre de Solange, insistió en que hay «pruebas concretas» que involucran en el crimen a Lucila Frend. «Estamos convencidos de la culpabilidad de Lucila», dijo.

En el juicio se intenta determinar cómo se sucedieron los hechos aquel 10 de enero de 2007, cuando fue asesinada la joven. En el proceso, que comenzó ayer, Lucía será juzgada por el homicidio de Solange, aunque llega en libertad al juicio oral.

Hipótesis

En la jornada inicial, la acusada declaró ante los jueces y dijo que cuando aquella mañana en que se produjo el crimen salió de su casa, Solange estaba «durmiendo». «Salí de mi casa y juro que Sol estaba durmiendo como todos los días», aseguró al declarar ante los jueces, reiterando su inocencia.

También insistió sobre la hipótesis de que el crimen pudiera haber tenido relación con una «venganza» contra el padre de Solange.

En ese sentido, dijo que después del crimen, el novio de Solange le dijo: «Ya sabemos de dónde viene esto, por el lado de Robbi», en alusión al padre de su amiga. Tampoco descartó que pueda tener alguna vinculación un obrero que solía ingresar al departamento a través de una ventana.

Al hablar con los periodistas, antes del inicio de la primera audiencia, la madre de Solange sostuvo: «Tenemos pruebas concretas. Para mí, el horario de la muerte no es un tema menor. Los peritos de la defensa tratan de ubicar la muerte después de las 7 de la mañana, pero el forense oficial que encontró el cuerpo es el que dice que la mataron antes de esa hora», explicó la mujer.

Ese dato cobra relevancia porque a las 7 de ese día Lucila -quien era amiga de Solange desde los 15 años- ya se había ido de su casa rumbo al trabajo, por lo cual con la hipótesis de sus defensores quedaría ubicada fuera de la escena del crimen.

Hoy declararán los dos jóvenes que hallaron el cuerpo de la víctima. Se trata de su novio, Santiago Abramovich, y su prima, Valeria Kohen.

Dejá tu comentario