Castillo permanecerá en prisión tras ser acusado de “rebelión”

Edición Impresa

Lima - El expresidente de Perú Pedro Castillo permanecerá detenido en forma “preliminar” hasta el martes próximo mientras se lo investiga por el delito de rebelión, informó ayer el Poder Judicial.

El juez Juan Carlos Checkley, a cargo del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, “dispone siete días de detención preliminar contra el exmandatario, investigado por el delito de rebelión (alternativamente conspiración)”, reportó el Poder Judicial en Twitter.

La resolución del magistrado especifica que el plazo de detención judicial rige desde ayer, cuando Castillo fue arrestado, hasta el martes próximo, según la agencia estatal de noticias Andina.

Checkley adoptó esa resolución al cabo de una audiencia en la que escuchó al fiscal adjunto supremo Marco Huaman y al exministro Aníbal Torres, defensor de Castillo.

Mientras tanto, él permanecía alojado desde el miércoles en la cárcel especial que funciona en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional, donde cumple su condena el expresidente Alberto Fujimori.

Huamán también dijo que la policía detuvo a Castillo cuando se dirigía a la embajada de México en Lima “con el fin de refugiarse y fugarse del país”.

Desde la Ciudad de México, el mandatario Andrés Manuel López Obrador, dijo que Castillo se contactó el miércoles con la oficina de la presidencia mexicana para avisar que se dirigía a la embajada en Lima a pedir asilo, antes de su arresto.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo por su parte en Twitter que el embajador de su país en Lima, Pablo Monroy, le informó que se entrevistó el jueves con Castillo, quien le ratificó su solicitud de asilo. “Hemos procedido a iniciar consultas ante las autoridades peruanas”, refirió.

La solicitud, que alega una “persecución puramente política”, fue enviada a López Obrador por uno de los abogados de Castillo, según la misiva publicada por Ebrard en la red social.

Dejá tu comentario