Catarsis PRO: ahora la campaña es contra UNEN

Edición Impresa

• Candidatos porteños con gurú de Macri escucharon consejos para aumentar votos ignorando al kirchnerismo

"Nuestro rival es UNEN", explicó a la salida de un almuerzo poselectoral, uno de los participantes de los candidatos porteños del PRO que sintió así digerir los consejos del asesor ecuatoriano de Mauricio Macri, Jaime Durán Barba.

La cabecera de la mesa, en un restorán del casco histórico de la Ciudad de Buenos Aires, la completaron el socio del gurú Rodrigo Lugones, la vicejefa María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y los comunicacionales Miguel de Godoy y Marcos Peña. Los comensales fueron los candidatos PRO, Gabriela Michetti, Diego Santilli, Sergio Bergman, Federico Sturzenegger, Laura Alonso, Jorge Triacca, Silvia Majdalani y Álvaro González, quienes se encontraron por primera vez después del domingo electoral, para intercambiar opiniones sobre resultados y nuevas estrategias.

Durán Barba les dijo que no estaba preocupado y que "ahora viene la etapa de propuestas y contenidos". Casi todos consideraron bueno el resultado del PRO, cuando en Capital Federal la lista a senadores sacó algo más del 331% de votos, similar a lo que obtuvo Michetti en 2009.

Sólo Álvaro González esbozó una suerte de malhumor, inclusive al hacer cuentas sobre su provincia, Santa Fe, donde consideró que Miguel del Sel obtuvo mucho menos que en la última elección, aunque el PRO se consolidó como segunda fuerza.

Los candidatos estimaron que, la campaña hacia las PASO sólo se limitó a presentarlos y a mostrar la gestión de Macri y que "ahora hay que ponerle más contenido". Coincidieron en que es etapa de hablar de temas nacionales. Los estimuló la cabecera asegurando que "todos" tienen mejor imagen ahora que cuando arrancó la campaña.

Bergman se mantuvo en silencio y nadie reclamó por el corte de listas en su contra, una preocupación que tiene el PRO, al punto que ya se habla de la posibilidad de que fuera Rodríguez Larreta quien encabece la tira a legisladores porteños que se votará también en octubre junto a senadores y diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires. Para muchos en el macrismo "esa candidatura sería una muestra de debilidad" en cuanto a la oferta de candidatos. Sigue también la idea de colocar allí a un ministro, como Hernán Lombardi o Esteban Bullrich, pero los ingenieros electorales del PRO esperan todavía que la semana próxima les informen los resultados de una encuesta sobre sus chances. Macri no asistió al encuentro, porque a esa hora invitaba a otro almuerzo, junto a referentes PRO de la provincia de Buenos Aires, como su primo Jorge Macri (intendente de Vicente López) y el ministro de Hacienda porteño Néstor Grindetti (candidato en Lanús).

La idea que renueva el macrismo es que el nuevo rival es el combo de Elisa Carrió que lleva como candidato a senador a Fernando Pino Solanas. Creen que una buena porción de votantes de algunas de las tiran de UNEN en las primarias son potenciales adherentes al PRO en los comicios generales de octubre. En cambio, intentarán eludir al kirchnerismo que lleva de candidato a senador a Daniel Filmus e intenta retener esa banca por la minoría en representación de la Capital Federal.

Esa consigna podría generar algún choque, ya que para los kirchneristas la campaña debería apuntar contra el macrismo de modo de eludir a Solanas para posicionarse como segunda fuerza, al menos en la arenga.

Dejá tu comentario