Cayeron fuerte las ventas de frutas y verduras

Edición Impresa

En línea con la situación general del agro, el sector frutihortícola no da señales de recuperación y durante el primer semestre de este año sufrió, en la comparación con enero-junio de 2008, una baja de casi un 20% en sus exportaciones, hasta caer en 8,3 millones de toneladas, un volumen similar al de 2001. El mal momento también se da a nivel interno, con bajas en ventas en supermercados y el Mercado Central.

Problemas climáticos y laborales han afectado algunas producciones, que exhiben niveles productivos que se ubican por debajo del período 2004/07, indicó la consultora IES, que además destaca que, en valor, las exportaciones de frutas y hortalizas frescas cayeron un 31,7% en el primer semestre, representando unos u$s 777,7 millones. En volumen, la baja fue del 19,3%.

A su vez -según el informe de IES-, el mercado interno también da muestras de debilidad como consecuencia de la caída de la actividad económica. Ante esta situación, se observa una fuerte desaceleración de las ventas nominales tanto en los supermercados como dentro del Mercado Central de Buenos Aires. En el primer caso, las ventas han pasado de crecer cerca del 13,6% interanual en 2008 a lograr sólo una suba del 3,7% interanual en el mes de junio. En el caso de las ventas mayoristas, se han ubicado un 0,9% por debajo de los registrados durante el año pasado.

Pese a la baja de las exportaciones, se mantiene el incremento de las importaciones totales, siguiendo una tendencia observada durante 2008. Las compras del primer semestre se ubican en u$s 56,5 millones, lo que implica un aumento del 5,5% con respecto a igual período del año previo.

Al desglosar el comportamiento de las exportaciones por cada sector se observa que las frutas frescas registraron una fuerte desaceleración como consecuencia de la caída de los precios medios, a lo que se sumó el descenso de las cantidades por la falta de negocios, el retraso de la cosecha y la reducción de la oferta. El valor exportado fue de u$s 593,7 millones, un 34,5% menor que los enviados en el mismo período de 2008 por una contracción de las cantidades del 24,6% y de los precios del 13,1%.

En cantidades, el subsector de las frutas frescas exportó durante el primer semestre del año 836 mil toneladas, 273 mil toneladas por debajo de lo enviado el año previo. En términos de valor, las caídas más significativas se han registrado en las exportaciones de limones, que descendieron un 72,2% en forma interanual ante el retraso de la cosecha, seguida por la merma registrada en las uvas (33,3%) y las manzanas (22,5% por el sobre stock mundial).

Con respecto a los destinos de exportación de las frutas (que alcanzan a 75 países), Rusia, Brasil, los Países Bajos e Italia encabezan la lista de los principales compradores con el 61% del total exportado.

Sin embargo, el panorama podría cambiar en el balance anual, ya que las perspectivas del sector se presentan como estables, a pesar de la caída de las ventas y el estancamiento de la producción, asegura IES. Esto se debe a que las exportaciones se mantienen en niveles elevados y podrían registrar su segundo valor histórico. Las más favorecidas serían las frutas, que tienen un mayor mercado internacional. Las hortalizas, cuyo destino es mayormente el mercado interno, deberán afrontar los ajustes generados por la caída de la actividad económica, en un contexto en el que aún los niveles de empleo no han registrado ajuste.

Dejá tu comentario