10 de septiembre 2009 - 00:00

Chilena LAN dice que lo peor de la crisis ya pasó; apunta a carga

El nuevo Boeing carguero 777F.
El nuevo Boeing carguero 777F.
 Santiago - Lo peor de los efectos de la crisis global para la aerolínea chilena LAN ya pasó, pero el escenario aún es vulnerable por la gripe H1N1 en el Hemisferio Norte y los combustibles, dijo el martes el vicepresidente ejecutivo de la firma, Enrique Cueto.

LAN, que tiene su casa matriz en Santiago y unidades de operación de pasajeros y carga en la Argentina, Chile, Ecuador, Perú, Brasil y Colombia, espera un mejor desempeño en la segunda mitad del año tras anotar una caída de un 57 por ciento en sus ganancias del primer semestre.

«La gente está empezando a viajar (más) y la carga recuperándose lentamente», dijo Cuerto al término de la presentación de uno de dos nuevos aviones cargueros Boeing 777F, que demandaron una inversión de alrededor de 400 millones de dólares.

La compañía informó más tarde que su tráfico de pasajeros creció un 4,4 por ciento en agosto y el de carga tuvo una baja interanual de un 4,2 por ciento, menos profunda que en meses anteriores.

Entre enero y agosto de 2009 el tráfico de pasajeros acumuló un alza del 9,6 por ciento y el transporte de carga una caída del 16,8 por ciento.

El menor dinamismo del tráfico de pasajeros y de carga de LAN ha estado marcado por la crisis internacional, la gripe H1N1 y el reconocimiento de pérdidas por coberturas de combustible.

Ante la consulta de si lo peor de la crisis ya pasó para LAN, Cueto asintió, «salvo que los combustibles vuelvan a subir (fuertemente)», añadió.

La firma, controlada por el candidato presidencial de la derecha chilena Sebastián Piñera y la familia Cueto, tiene cubierto un 19 por ciento de su consumo de combustible previsto para el tercer trimestre, un 20 por ciento para el cuarto trimestre y un 11 por ciento para el primer trimestre de 2010.

Para la segunda mitad del año, el panorama de una de las mayores aerolíneas de América Latina se ve algo más alentador, dijo el gerente general de LAN, Ignacio Cueto, durante la presentación de nuevos aviones cargueros.

«Hemos visto las primeras mejoras. Creo que la curva dejó de caer, aún a ritmo lento, por eso hay que tener mucho cuidado. Si bien está mejorando, es vulnerable», dijo el gerente general de la compañía.

La empresa estimó hace unos meses un crecimiento en su tráfico de pasajeros de un 10 por ciento para 2009, luego de expandirse un 12,3 por ciento el año pasado.

En medio de este escenario, el plan de inversiones de la firma se mantiene intacto para el período 2009-2011, aseguró el gerente general de LAN.

LAN planea invertir 1.400 millones de dólares durante los próximos tres años para ampliar su flota, que incluye la compra de los dos nuevos aviones cargueros para reforzar ese negocio.

La compañía decidió este año ampliar sus operaciones cargueras en la región, justo en momentos en que uno de sus principales clientes en Chile, la industria del salmón, atraviesa por una crisis de producción.

Así, en los últimos meses puso en marcha operaciones cargueras en Brasil y Colombia, que tienen como destino el mercado de Estados Unidos.

Dejá tu comentario