China: investigan caso de 900 cerdos flotando en un río

Edición Impresa

Pekín - Más de 900 cerdos muertos que flotaban en un río cerca de Shanghái alarmaron a la población e impulsaron a las autoridades a investigar el tema, difundido por la BBC de Londres.

Las autoridades chinas buscan saber si los animales fueron arrojados al río Huangpu o si murieron por alguna epidemia, asegurando, mientras tanto, que el agua no ha sido contaminada por los centenares de cadáveres porcinos.

Según algunos medios chinos, los cerdos provienen de una factoría ubicada en la provincia de Zhejiang -ubicada a 160 kilómetros de Shanghái-, región que posee una alta concentración de granjas porcinas.

En tanto, fueron tomadas medidas para monitorear la calidad del agua del río, que es bebida por numerosos habitantes de la ciudad. Las autoridades buscan establecer de dónde provenían los animales, luego de aparecer muertos el viernes pasado en una sección del río Huangpu llamada Songjiang.

El Comité de Agricultura de Shanghái ha realizado controles de bioseguridad en los cerdos muertos. Los resultados preliminares indicaron que no se trataría de una epidemia, aunque se espera una confirmación oficial, según el sitio China Daily News.

Un equipo de forenses seguía retirando ayer cerdos muertos para evitar una potencial contaminación del agua.

Las autoridades de Shanghái han asegurado que no "existe ningún peligro" para los veinte millones de habitantes de la megalópolis.

La contaminación de los ríos en China no es una noticia reciente pues un tercio de los desechos industriales y el 90% de los desperdicios domésticos terminan en los cursos de agua o en los lagos, sin ser tratados.

En la ciudad de Shanghái, la francesa Veolia es la empresa encargada de la potabilización del agua y de descontaminar los desechos cloacales.

La Comisión de Agricultura de Shanghái aseguró en su página digital que está indagando el origen de los cadáveres porcinos arrojados al río y que "no se ha recibido comunicación de ninguna epidemia en la zona".

China es el segundo consumidor del mundo de carne de cerdo después de Estados Unidos y ha convertido a esta industria en la piedra angular de su economía.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario