Cierra Dilma una crisis con Italia

Edición Impresa

Brasilia - El exguerrillero italiano Cesare Battisti salió ayer de la cárcel de Papuda, en la periferia de Brasilia (foto), después de que la Corte Suprema de Brasil ratificara, en la noche del miércoles, el rechazo del pedido de extradición del Gobierno de Silvio Berlusconi. Este expresó su decepción y anticipó que apelará ahora ante el Tribunal Internacional de La Haya para encarcelar al exizquierdista condenado en ausencia a cadena perpetua por cuatro asesinatos ocurridos en la década del 70.

«Es un problema que está circunscripto a la esfera judicial, no al Poder Ejecutivo», dijo el asesor de Asuntos Internacionales de Dilma Rousseff, Marco Aurélio Garcia, dando por cerrada una polémica que estalló cuando Lula da Silva, en el último día de su mandato, denegó la extradición.

Agencias DPA y AFP

Dejá tu comentario