Complica sequía en Brasil: seguiría segundo en soja

Edición Impresa

El clima seco y caluroso de Brasil amenaza la posibilidad de que este país pueda alcanzar un nivel de cosecha récord. El mercado de soja y sus subproductos lideran la tendencia alcista de Chicago por esta circunstancia y ya algunas encuestas privadas arrojan cifras de producción de los 87 millones de toneladas por esta circunstancia. De todas maneras, una importante franja del mercado sigue aguardando una producción cercana a los 90 millones de toneladas que languidecerá en la medida que no se hagan presentes precipitaciones de importancia en el corto plazo. El grupo de aceiteros brasileños ABIOVE incrementó de un mes al otro su pronóstico sobre la producción brasileña, de 87,6 millones de toneladas a 88,6 millones.

Mientras tanto, la cosecha sigue avanzando en la Argentina, donde el área efectivamente recolectada ya abarca a la cuarta parte de la superficie. La reciente suba de los granos ha permitido que muchos fondos índices vuelvan a participar del mercado, sostenidos por sus fundamentos, que dan cuenta de una buena actividad por parte de la demanda global.

En la Argentina, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo su proyección sobre el área de siembra alcanzada por la oleaginosa en esta temporada, de 20,9 millones de hectáreas que estimaba en enero, a 20,3 millones de hectáreas. Sin embargo, la Bolsa no redujo su estimación acerca de la producción, que permanece en 53 millones de toneladas y que coincide con varias estimaciones privadas.

En el Outlook anual del USDA, que se realiza en la ciudad de Washington, se dieron a conocer las próximas estimaciones de siembra de los cultivos de verano en los EE.UU. El informe resultó mucho más benigno que el esperado por los operadores, lo que permitió que las cotizaciones de Chicago no sufriesen el impacto de una superficie de siembra superior a la que el mercado venía asimilando. De acuerdo al reporte, en la próxima temporada 2014/15, a punto de iniciarse en el hemisferio norte, los EE.UU. sembrarán una superficie estimada en 37,2 millones de hectáreas, comparado con 38,6 millones de la temporada anterior y 39,3 millones de hectáreas del ciclo 2012/13.

Con esta superficie y un abandono de área cercano al 9%, se espera que, en condiciones normales, la cosecha norteamericana de maíz logre alcanzar los 355,2 millones de toneladas, una cifra bastante parecida a los 353,7 millones de toneladas obtenidos en la campaña precedente.

El USDA incrementa en su balance inicial las existencias y el consumo total. El uso dedicado a la elaboración de etanol permanece sin cambios en relación con la campaña precedente en 127 millones de toneladas. Las existencias finales proyectadas crecerían a 53,62 millones de toneladas. En la campaña recientemente finalizada esta cifra alcanzó los 37,6 millones de toneladas.

En cuanto a las cotizaciones proyectadas, el USDA estima que en este próximo ciclo los agricultores recibirán, en promedio, precios del orden de los u$s 153,50, en comparación con los u$s 177 de la campaña 2013/14 y u$s 271 del ciclo 2012/13.

En soja, se proyecta una superficie de siembra de 32,2 millones de hectáreas. Previo a revelarse este reporte, los operadores en Chicago especulaban con una cifra de 32,4 millones de hectáreas y de hasta 33,6 millones de hectáreas, de allí el buen humor con el que el mercado de la oleaginosa recibió este dato. En la campaña anterior se implantaron 31 millones de hectáreas y en la de 2012/13 se sembraron 31,2 millones. Con esta superficie de siembra, el USDA baraja una estimación preliminar de producción del orden de los 96,6 millones de toneladas, cifra que constituiría un nuevo récord productivo en esta nación y que lograría volver a ubicar a los EE.UU. como el principal productor mundial de esta oleaginosa. En la campaña recientemente finalizada, EE.UU. obtuvo 89,5 millones de toneladas, en tanto que en el ciclo 2012/13 la producción alcanzó los 82,6 millones.

Gracias a un marcado crecimiento en el uso doméstico y las exportaciones, la producción proyectada puede ser bien amortiguada en el balance del USDA. Las existencias finales proyectadas en este primer balance preliminar casi se duplican, llegando a un monto final de 7,8 millones de toneladas. El precio promedio para esta campaña fue situado en los u$s 354,60 por tonelada, comparado con u$s 466,7 de la campaña precedente.

En trigo, la superficie de la próxima campaña fue situada en los 22,4 millones de hectáreas, comparado con los 22,74 millones de hectáreas implantadas el año anterior y 22,5 millones del ciclo correspondiente a la campaña 2012/13.

En su Outlook, el USDA proyecta que la producción norteamericana de este cultivo alcanzará los 58,8 millones de toneladas, comparado con 58 millones del año anterior y 61,7 millones de la campaña 2012/13.

En el balance de oferta y demanda declinan las exportaciones y el uso total doméstico, lo que permite ubicar a las existencias finales en los 16 millones de toneladas, cifra bastante similar a la de la campaña anterior. El USDA proyecta cotizaciones promedio de los u$s 195 por tonelada en chacra para esta próxima campaña.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario