Con fuertes cruces arrancaron bloques de nueva Legislatura

Edición Impresa

A pedido de la oposición al PRO se realizó ayer una sesión extraordinaria en la Legislatura porteña, la primera del año, para fustigar al Gobierno macrista por la crisis de vacantes en el sistema educativo de la Ciudad de Buenos Aires. Hubo fuertes cruces en el extenso debate que comenzó a media tarde, pero ningún despacho sancionado ya que el macrismo privó de votos a sus rivales para que pudieran concretar iniciativas como la de interpelar al ministro de Educación Esteban Bullrich.

Como revancha, el PRO realizó otra sesión especial, ya pasadas las 20.30 para mortificar al kirchnerismo con proyectos de repudio a Luis D'Elía sobre Venezuela y en defensa del fiscal José María Campagnoli.

Fue el debut, además, de los bloques renovados tras la elección del año pasado, con diputados que asumieron en diciembre, pero recién ayer comenzaron a participar en el recinto. Varios de los nuevos se mostraron con discursos, como desde el kirchnerismo Jorge Taiana, Paula Penacca de La Cámpora, los kirchneristas Lorena Pocoik, Gabriel Fuks y José Campagnoli y de otras bancadas, Graciela Ocaña. Del PRO, la nueva titular del bloque, Carmen Polledo, también pidió la palabra para defender la gestión educativa de Bullrich.

La oposición le imputó a Mauricio Macri no solamente no haber saldado las demandas de vacantes, sino de haber subejecutado el presupuesto del área, demorado obras y haber comprado aulas containers o "modulares" para paliar precariamente la situación.

Agregó discordia al clima la legisladora Gabriela Cerruti, al decir que presuntamente, el funcionario responsable de la inscripción on line que provocó el conflicto por los lugares en las escuela, era amigo de Macri y que se había formado ideológicamente en la dictadura.

Del PRO, Alejandro García, le refutó duramente diciendo que la diputada había querido "enrostrarle a este bloque estupideces" y que le gustaría haberla visto "junto a los familiares de los muertos del tren del Sarmiento" y que "no estamos dispuestos a tolerar acusaciones vergonzosas". Le replicó entonces la joven Penacca reprochando sobre las vidas perdidas en el incendio de un depósito de Barracas y en la toma de un lote en Villa Lugano. "Es una vergüenza que Bullrich plantee que recién ahora se sabe de la carencia de vacantes", dijo la kirchnerista.

La sesión fue acompañada de una manifestación en las puertas de la Legislatura convocada por los gremios docentes.

Fue la primera vez, además, que la oposición se alinea para forzar una sesión, que en esta ocasión fue promovida desde la izquierda, entre otros por el legislador Marcelo Ramal, la banca que ganó el Partido Obrero. La sesión del oficialismo se pudo realizar con el apoyo al PRO de parte del interbloque UNEN y de Ocaña. En la jornada, además, el titular de la Legislatura, Cristian Ritondo, se reunió con ciudadanos venezolanos y se manifestó en contra de Nicolás Maduro.

Dejá tu comentario