Con suero por goteo

Edición Impresa

Si los $ 22 millones de efectivo como nutriente para el índice lucían como de «indigencia» durante la semana anterior, qué pensar frente a los totales reunidos en la víspera para el desarrollo bursátil local. Apenas se superaron los $ 18 millones -estando todo el circuito completo de los mercados- y dio la sensación de un Merval que ya fuera asistido por un sachet de suero: por goteo.

De tal forma iban apareciendo las órdenes, con inmensos lunares y vacíos, aunque con un contraste singular entre las variables del día. Porque con tan escasa afluencia de dinero trabajaron 105 plazas distintas: 49 con aumentos, otras 51 en baja, más 5 sin cambios. Muchas de ellas, seguramente, nada más que con alguna operación de tipo simbólico (y a sabiendas de que el consumo se polariza, entre las 12 principales). Fue una rueda para buscar refugiarse en la trinchera, porque en el exterior las señales resultaron entre el desánimo y la resignación. Europeos perdiendo más del 1%, el Dow Jones reduciendo ello a un 1,17 por ciento, la pincelada de «color» en el Bovespa (que se marcó en suba, del 0,54 por ciento).

Por último, el esfuerzo superior de la oferta en Buenos Aires: cerrando los caminos a las caídas de cotizaciones, con el recurso de comprimirse hasta tal extremo mencionado y los 18 millones de pesos en acciones...

El índice mayor con declinación del 0,54 por ciento, mínimo en los 2.442 y un cierre de 2.447, que sin poder eludir el signo negativo, lo sintetizó mediante el achique de terreno de juego, sin exponerse a ofertar más de lo imprescindible. No hubo volumen, ni hubo mal notorio, tampoco se hizo mercado. La Bolsa, en el hoyo.

Dejá tu comentario