Continuarán inversiones en mercado de commodities

Edición Impresa

De acuerdo con un informe de Barclays Capital, el ritmo de inversiones en los mercados de commodities continuará sorprendiendo en el curso del año próximo. Hacia fin de este año, las colocaciones en materias primas alcanzarán un nuevo récord de u$s 250 mil millones, un 8% por encima del máximo alcanzado en junio de 2008.

Las cotizaciones de algunas materias primas habían caído hasta un 50% en relación con sus récords de precios, como el petróleo o el maíz, cuando el índice Standard & Poors caía al nivel más bajo de los últimos doce años, en marzo último. Pocos meses antes, el euro conquistaba su registro histórico más alto.

El 63% de los asistentes a una conferencia de materias primas realizada la semana pasada planea incrementar sus inversiones en este sector en el curso de los próximos tres años, de acuerdo con el relevamiento hecho por Barclays, en tanto que el 59% de los 300 asistentes a este congreso dijo que ya aumentó su exposición a las plazas de materias primas en el curso del año que concluye.

Los analistas de Barclays Capital destacan que una porción importante de los inversores globales ahora ven a los commodities como una oportunidad de inversión y un lugar en el que se pueden obtener elevados retornos. La demanda de materias primas básicas por parte de China ha logrado duplicar los precios del cobre este año, al ritmo de la recuperación de la recesión iniciada a fines del año anterior.

Barclays formuló también la recomendación de comprar cobre y níquel en el London Metal Exchange, la adquisición de contratos de maíz en Chicago, azúcar en el Intercontinental Exchange y petróleo en el New York Mercantile Exchange.

Un poco en sintonía con este pronóstico, los analistas del Bank of America/Merrill Lynch sostienen que las materias primas constituirán una buena fuente de inversión, aun con un dólar estabilizado. Los especialistas en commodities de la compañía proyectan que el precio del petróleo llegará a los u$s 100 por barril sobre el final de 2010 y que la cotización del oro podría alcanzar los u$s 1.500 en los próximos 18 meses.

En el terreno específico de los granos, los especialistas avizoran, en general, un buen pronóstico para ellos. El economista agrícola de la Universidad de Illinois, Darrel Good, comentó que la firmeza en los cultivos de verano fue liderada por la soja, cuya demanda por parte de China permanecerá sostenida en las próximas semanas.

La magra cosecha en este país, la baja productividad de Sudamérica en esta temporada y una política tendiente a incrementar las existencias domésticas de la oleaginosa por parte de China han determinado la firmeza que nos acompaña desde hace ya seis meses.

Para el maíz, la importante mejora en los precios del etanol ha contribuido a sostener los precios. El valor promedio de este biocombustible en las plantas del estado de Iowa ha crecido a u$s 2,05 por galón a fines de noviembre, comparado con u$s 1,51 por galón a principios de setiembre. No obstante ello, las exportaciones de maíz norteamericano han sido bajas en el primer trimestre del nuevo año comercial, circunstancia que seguramente se normalizará con el correr de las próximas semanas.

Las demoras en la recolección de los cultivo de verano en los Estados Unidos proveyó firmeza a las cotizaciones, situación que aún resulta preocupante en el caso del maíz, con un 8% sin haberse recolectado aún. La nieve, las lluvias y los fuertes vientos siguen amenazando los lotes pendientes de trilla, además de los problemas de calidad que ya resultan evidentes.

Los economistas comentan en su informe que los márgenes de utilidad de los productores de carnes de los Estados Unidos son muy bajos, lo que generará menor demanda por parte de ellos y este factor podría influir negativamente en las cotizaciones.

Adicionalmente, las áreas de soja y maíz en los Estados Unidos probablemente se expandirán en la nueva campaña, como resultado de una menor superficie de cultivo de trigo y el vencimiento de numerosos contratos del programa de conservación de la tierra.

Según datos oficiales de la CONAB, Brasil producirá en la próxima temporada 64,6 millones de toneladas de soja, que constituiría un nuevo récord productivo y lo consolidará como el segundo productor mundial de este cultivo.

La estimación previa de la CONAB fue revelada en noviembre y proyectaba una producción de 63,6 millones de toneladas. En la campaña 2008/09 la producción brasileña de soja alcanzó los 57,2 millones de toneladas.

Para el cultivo de maíz, la CONAB estima una producción de 50,2 millones de toneladas, comparado con 50,9 millones revelados el mes pasado y 51 millones de toneladas de la campaña anterior. En este rubro, Brasil es el tercer productor mundial, detrás de los Estados Unidos y China.



(*) Informe Semanal de Panagrícola

Dejá tu comentario