Cristina lleva el aniversario de gira a 30 capitales del mundo

Edición Impresa

Ciudad de México, Brasilia, Bogotá, Caracas, Jerusalén, Madrid, París, Berlín y Roma serán algunas de las 30 capitales y ciudades del mundo donde el Gobierno de Cristina de Kirchner recordará el 30 Aniversario de la Guerra de las Malvinas para insistir con el reclamo pacífico de soberanía sobre el archipiélago. Los eventos simultáneos, coordinados por la Cancillería, se realizarán en plazas públicas, con festivales de tango y artistas nacionales, quienes leerán en distintos idiomas una carta que será escrita especialmente por la presidente Kirchner para la ocasión.

La fecha que tiene en carpeta el Ministerio de Relaciones Exteriores es el lunes 2 de abril, pero ante la proximidad de la Semana Santa que se conmemora el jueves y viernes de esa semana podría haber cambios. De todos modos, el formato ya está definido: al reclamo internacional de soberanía en plazas de las principales ciudades del mundo se sumará un acto central en la Capital Federal, con un despliegue artístico similar a los festejos del Bicentenario que será montado en la avenida 9 de Julio con stands de todas las provincias, exposiciones, proyecciones de documentales en pantallas gigantes y recitales al aire libre. Todos esos homenajes a cargo de la Secretaría General de la Presidencia, de Oscar Parrilli, estarán centralizados en la Ciudad de Buenos Aires. Aunque se evaluó en algún momento trasladar algunos eventos a Tierra del Fuego y Santa Cruz, el territorio nacional más próximo a las islas Malvinas, la idea se descartó y las casas de las provincias deberán presentar sus propias propuestas.

Con el conservador Mariano Rajoy, presidente de España, reflotando el reclamo de soberanía por Gibraltar, el Gobierno argentino aprovechará para fijar su postura ante la opinión pública internacional. El plan apunta a motorizar a nivel global ante Naciones Unidas los reclamos no sólo sobre Malvinas, sino también sobre los otros nueve enclaves coloniales que tiene el Reino Unido en el planeta.

Quién estará a cargo

El plan fue encargado por el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, a la embajadora Magdalena Faillace, directora de Asuntos Culturales de Cancillería, quien ya estuvo a cargo del despliegue de la identidad nacional a través de stands vinculados a escritores y artistas locales como Jorge Luis Borges y Juan Gelman en la Feria internacional de Fráncfort 2010. Esta funcionaria de carrera es amiga personal de la Presidente y tendrá a su cargo plasmar en abril las palabras pronunciadas ayer por la jefa de Estado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, que la lucha contra los enclaves coloniales se convierta en una causa global y no sólo de la Argentina.

En el plano político, el evento servirá también para unificar a la opinión pública argentina detrás de la causa Malvinas, lograr así una tregua en el frente interno con la CGT de Hugo Moyano y anestesiar efectos indeseados por la quita de subsidios en las empresas de servicios públicos y el sistema de transportes.

Dentro de las fronteras, el megaevento que se montará el 2 de abril estará a cargo de Javier Grossman, el mismo funcionario de la Secretaría General de Presidencia que montó los festejos del Bicentenario en la avenida 9 de Julio y quien se encargó también de organizar los funerales de Néstor Kirchner.

La Presidente anunció ayer que denunciará a través de Timerman la militarización del Atlántico Sur ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Pero más allá de la multilateralidad del reclamo de soberanía, la Argentina buscará hacer visible el conflicto en este 30 aniversario de la guerra a través de espectáculos en las principales ciudades del mundo, donde se instalarán gigantografías con las islas cubiertas por los colores de la bandera nacional.

La relevancia del reclamo quedó clara en el Palacio San Martín: Cristina de Kirchner designó a la causa Malvinas como el tema más importante a atender en el primer semestre de 2012.

Dejá tu comentario