Cristina sobre Maradona: “Me da lástima su salida”

Edición Impresa

Cristina de Kirchner pudo, finalmente, comunicarse ayer con Diego Maradona. Lo hizo después de que el ex DT de la Selección descargue su furia contra el titular de la AFA, Julio Grondona, a quien acusó de mentirle y trató de traidor a Carlos Salvador Bilardo.

En su escalada, Maradona -leyó una declaración y no aceptó preguntas de la prensa- evitó hacer cualquier tipo de referencia respecto a la intervención del Gobierno en el proceso de salida de la conducción técnica de la Selección de fútbol.

Fue, según trascendió en Casa Rosada, un diálogo breve pero amable en el que la Presidente le transmitió su tristeza porque no continúa como DT.

Más tarde, Cristina de Kirchner habló con la prensa y defendió al Diez. «Me da lástima su salida», dijo. No quiso, sin embargo, referirse a las acusaciones de Maradona respecto a Grondona y se negó, además, a responder una respuesta sobre la continuidad o no del titular de la AFA:

«La verdad es que estoy un poquito triste hoy por lo de Diego. Aguante Maradona», sostuvo la mandataria y argumentó que «Diego siempre defendió los colores argentinos con el corazón».

«Todos tenemos cosas malas y buenas, pero ponemos lo mejor de nosotros con los colores celeste y blanco», agregó.

«Me da mucha lástima su salida. Me parece que hizo un papel muy digno con la Selección. No puede ser que seas Gardel y cuando tenés una mala, pasás a ser el peor», aseguró la Presidente.

Comunicación

Cristina se comunicó con el ex DT desde la Casa Rosada luego de recibir, y fotografiarse, con el seleccionado de hockey femenino, flamante campeón del Champions Trophy disputado en Nottingham, Inglaterra.

Antes, había asegurado que «Diego agarró la Selección prendida fuego» cuando «auguraban que ni siquiera clasificaríamos al Mundial, y terminó haciendo un papel muy digno».

Destacó, además, que «siempre ha defendido los colores argentinos y lo ha hecho con todo lo que él es».

Consultada si vislumbraba una posible salida de Julio Grondona de la dirección de la AFA, Cristina respondió: «Yo no me imagino nada, me parece que Diego hizo un papel muy digno, nada más. Si no hubiera sido por lo de Diego, hoy sería un día perfecto».

Las declaraciones de Maradona, ayer al atardecer, eclipsaron -al menos en parte- los dos anuncios que hizo el Gobierno.

Al mediodía, el incremento de las jubilaciones y las asignaciones, y a media tarde, el acuerdo con Uruguay para el monitoreo conjunto de la pastera Botnia.

De ese modo, la Presidente trató de encontrar un punto de equilibrio entre Maradona, a quien defendió, y Grondona, socio del Gobierno en el negocio del fútbol. Ayer, desde Gobierno, se deslizó que Cristina de Kirchner volverá a hablar con el Diez.

En los últimos días, la relación entre la Casa Rosada y Maradona había entrado en un terreno de tensiones luego de que, en varias ocasiones, emisarios de la Presidente intentaron, sin éxito, contactar al ex jugador. Aníbal Fernández y Carlos Zannini fracasaron en esas gestiones.

Frente a eso, en Gobierno temían que Maradona dispare críticas contra Grondona e incluya, en la ráfaga, a los Kirchner. Esa percepción se alimentó luego de que, por TV, el ex DT sostenga que no era oficialista y relate que «participé en el acto de anuncio de Fútbol para Todos porque me llevaron».

Dejá tu comentario