17 de noviembre 2016 - 22:52

Cristina presiona al PRO con dólar futuro (II) y apura causa paralela

Se presentó ante juez Torres y con los argumentos de su procesamiento le solicitó que cite a quienes compraron contratos a futuro. Avanzan medidas.

Contraataque. Luego de que la Cámara Federal confirmara su procesamiento, Cristina de Kirchner exigió ser elevada a juicio, y a la par apretó el acelerador en la causa en la que es querellante, donde investigan a macristas.
Contraataque. Luego de que la Cámara Federal confirmara su procesamiento, Cristina de Kirchner exigió ser elevada a juicio, y a la par apretó el acelerador en la causa en la que es querellante, donde investigan a macristas.
Cristina de Kirchner cambió la estrategia defensiva en la causa dólar futuro y pasó al ataque. Luego de que la Sala II de la Cámara Federal confirmara el viernes pasado su procesamiento por administración fraudulenta en perjuicio del Estado, en sigilo, se presentó el lunes ante el juez Sergio Torres y pidió la indagatoria de varios allegados al presidente Mauricio Macri. En el marco de la paradoja que constituye la causa por la venta de contratos a futuro sobre el final de su gestión, la exmandataria utilizó los mismos argumentos que los camaristas esgrimieron en su contra para pedir ahora (en calidad de querellante en ese otro expediente) que se cite a los actuales funcionarios de Cambiemos que fueron beneficiarios de esas compras tras la devaluación.

En un escrito presentado por su abogado Carlos Beraldi advirtió que "se encuentran individualizados una serie de funcionarios públicos del actual Gobierno (los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana; de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui; de Finanzas, Luis Caputo; así como también el jefe de asesores presidenciales, José Torello; y el director del Banco Central Pablo Curat) y empresarios afines al señor presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri (el constructor y amigo presidencial Nicolás Caputo, entre otros), como adquirentes de contratos de dólar futuro por valores millonarios". Aceptada como acusadora privada en esa causa paralela, en la que también aparecen imputados el juez que la procesó, Claudio Bonadio, y el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, Cristina de Kirchner pidió ahora las citaciones, que podrán o no ser refrendadas por Torres. "Requiero una vez más que se convoque a prestar declaración indagatoria a las personas mencionadas, las cuales resultan ser beneficiarios directos del supuesto delito de defraudación por administración infiel que se habría cometido en contra del erario", sostuvo el escrito que trascendió ayer.

"No puedo dejar de señalar, con el mayor respeto, que se trata de un verdadero escándalo jurídico que, por un lado, se afirme la responsabilidad penal de los funcionarios de la anterior administración que de alguna manera habrían tomado parte en la operatoria y que, por el otro, quienes resultan sus beneficiarios directos, luego de ser dispuesta por ellos mismos la devaluación de la moneda y además haber negociado el valor de liquidación de tales contratos, permanezcan sin dar las explicaciones que corresponden ante la Justicia y ante la sociedad".

Torres había intentado desprenderse de la mayor parte de los imputados -a excepción de Bonadio- luego de que el fiscal Jorge Di Lello decidiera la apertura de la causa dólar futuro II. Sin embargo la cámara consideró prematura la decisión y le devolvió todo. Hasta ese momento, el juez había requerido informes pedidos por la fiscalía y según confirmó Ámbito Financiero ya recibió el reporte con todos los adquirentes físicos y empresas que realizaron operaciones de compra de dólar futuro entre el 15 de octubre y el 20 de noviembre de 2015. La fiscalía insistió en que se provea la prueba recopilada hasta el momento con el volumen histórico de la operatoria instrumentada por el Central en el Rofex y su comparativa con la venta de dólar "ahorro" y por tarjeta de crédito realizada durante el "cepo". A su vez, pidió indagar en los valores de la divisa contenidos en las últimas leyes de Presupuesto. Torres aceptó ahora avanzar con el pedido de videos televisivos solicitados por Di Lello el pasado 20 de abril.

Aunque la expresidente pidió su indagatoria a Torres, la causa contra Luis Caputo por su participación en el fondo Axis tramita en un expediente a cargo del juez Luis Rodríguez. Este magistrado llevó adelante una serie de operativos en las últimas semanas que incluyeron allanamientos a las oficinas del fondo que -a la vez que era presidido por Caputo- ganó $279 millones con la operatoria. Lo que se objeta es que dejó su titularidad el 4 de diciembre de 2015, y 9 días después formó parte de la mesa que definió el precio a pagar por los contratos ya desde Hacienda.

Dejá tu comentario