Cumbre de bonistas y Club de París por el caso argentino

Edición Impresa

Será la sede del ministerio de economía francés. también irán el fmi y el banco mundial

Ayer en la capital francesa hubo un cónclave entre banqueros, bonistas y representantes del Club de París, al que también asistieron funcionarios del FMI y del Banco Mundial, donde analizaron reestructuraciones de deuda. El caso argentino no estuvo ausente y según uno de los organizadores del encuentro, el Instituto de Finanzas Internacionales, «los acreedores intercambiaron puntos de vista sobre la situación de la reestructuración de la deuda externa de la Argentina y en particular en el tratamiento de los «hold-outs» (bonistas que no entraron al canje de deuda). «El sentido de la discusión fue que, siguiendo este enfoque de reestructuración de la deuda, la Argentina no ha podido volver a acceder a los mercados internacionales de capital», señala un comunicado oficial del IIF, por sus siglas en inglés.

Hoy, en la sede del Ministerio de Economía y Finanzas de Francia, volverán a tratar la renegociación entre el Club de París y la Argentina. Para ello convocaron no sólo a académicos como Anna Gelpern y Mitu Gulati, de las universidades American y Duke respectivamente, sino también a los infaltables Nicola Stock, titular de la Task Force Argentina, y Hans Humes, del fondo Greylock Capital, ambos por el lado de los bonistas.

En la reunión de ayer hubo además una «discusión sobre las metodologías de valuación de los pasivos contingentes que definió la importancia de una correcta evaluación de estos pasivos porque pueden tener un fuerte impacto en la sostenibilidad de la deuda pública, sobre todo durante la crisis financiera». Los acreedores internacionales también discutieron las reestructuraciones más recientes del Club de París, entre ellos Guinea y Saint Kitts y Nevis, y con énfasis en la cuestión de la comparabilidad de trato en Costa de Marfil.

Una presentación del FMI explicó el actual proceso de modernización y clarificación del marco de la política fiscal y el análisis de sostenibilidad de la deuda pública por el organismo. «La reciente crisis mundial ha puesto de relieve la necesidad de una mayor atención a la sostenibilidad de la deuda pública de los países de acceso al mercado».

Los acreedores también intercambiaron puntos de vista sobre las formas y medios para fortalecer el marco para la prevención de crisis de la deuda soberana y la resolución, en el contexto de la aplicación de los «principios para los flujos de capital estables» y la reestructuración equitativa de la deuda. Los participantes subrayaron la importancia de un diálogo cercano entre el sector público y el sector privado, especialmente en tiempos de dificultades económicas. Hicieron hincapié en la utilidad de los principios para la estabilidad en los flujos de capital desarrollados bajo la égida de los principales prestatarios de mercados emergentes y los acreedores privados: la transparencia, el diálogo, la negociación de buena fe e igualdad de trato de los acreedores.

Según le había planteado Cristina de Kirchner al ministro Hernán Lorenzino, el objetivo era tener un acuerdo con el Club de París antes de fin de año. La negociación sigue trabada en el plazo de cancelación y en que el FMI no participe del acuerdo. La deuda superaría los u$s 9.000 millones, incluidos los intereses vencidos.

Dejá tu comentario