De la meseta al valle

Edición Impresa

Afortunado el mercado local, que solamente debió sufrir el 1% de rebaja en su indicador mayor, cuando en mercados del exterior la tensa calma que había marcado tres, de cuatro ruedas, de la semana rompió en caída.

Una muy fuerte merma debió resistir el Dow Jones, que derrapó hasta un notable 2,52% en el final de la semana. Con el 1,81% tuvo que asumir el indicador de San Pablo. Y para Buenos Aires, lo dicho, un descenso más contemplado que en el exterior, provocando una pendiente más suave e -inclusive- sólo acusando el 0,63% en la nómina de solamente las «locales», que se acomodó de manera más sobria. El índice Merval mostró una baja mucho más pronunciada en sus mínimas, ahora decayendo hasta los 2.274 puntos, cuando en su altura máxima alcanzó los 2.306 de nivel mayor. Pero el cierre se ubicó en los 2.283 de nivel de clausura, ratificando en el cierre semanal lo que había insinuado en los intradiarios anteriores, quedar debajo de la línea de frontera: con 2.283 puntos de saldo definitivo.

Una muy mala jornada cubrió el paso semanal y que solamente pudo mostrar una buena rueda -martes- con otras tres jornadas incoloras y un final ciertamente adverso. Diferencias de 14 aumentos, contra 46 papeles en baja, haciendo poco más de $ 39 millones de efectivo. La semana: solamente el Bovespa tuvo que asumir saldos notorios en baja, con el 1,8%, mientras que el Dow Jones y el Merval rescataron casi la neutralidad, pudiendo solventar la baja del viernes. Sólo con cerca del 1% el Dow y con el 0,3% en el índice local, completaron la trilogía habitual. Despedida que dejó malas señales, creando incertidumbres para la reanudación de hoy. Y la Bolsa, resbalando.

Dejá tu comentario