Del Infinito representará legado de Clorindo Testa

Edición Impresa

Del Infinito anunció la representación del legado de Clorindo Testa (Italia, 1923-Buenos Aires, 2013) muy ligado a la historia de la galería, lo que constituye una alegría trabajar con su obra, su familia y el gran equipo de la Fundación que lleva su nombre presidida por su esposa, Teresa Bortagaray.

Este destacado arquitecto de renombre internacional , autor del ex Banco de Londres y de la Biblioteca Nacional, ejemplos de lo que se llama brutalismo en arquitectura, orgullo de la ciudad pampeana, el Hospital Naval, la remodelación del antiguo asilo de ancianos que se convirtió en el Centro Cultural Recoleta, trabajó en conjunto con Jacques Bedel y Luis Benedit, ambos también artistas y arquitectos.

Paralelamente desarrolló su actividad pictórica; expuso en 1952 por primera vez en Van Riel, formó parte del Grupo de los Cinco: Fernández Muro, Sara Grilo, Kasuya Sakai y Miguel Ocampo. Obtuvo el Premio Nacional de Pintura del Instituto di Tella (1961) y en 1965 ganó la Bienal IKA de Córdoba. Hacia los 70 se inclinó por el arte conceptual, expuso en el CAYC, en Carmen Waugh y en 1974 fue nombrado Miembro de la Academia de Bellas Artes. Se le otorgó el Premio Itamaraty por la obra enviada a la Bienal de San Pablo de 1977 “La peste en la ciudad”.

Incorporó cartones, telas, chapadur, papeles pintados con soplete, cerámicas, barro, madera de cajones. Entre las obras que pertenecen al acervo de la Fundación se exhibe “Obispo muerto” (1989), papel plateado, madera y pintura en aerosol. Es un cuerpo yacente que alude al Obispo Martínez Compañón que a finales de 1700 envió a España un inventario de dibujos sobre las costumbres, flora, fauna, vestimentas de los nativos del cerro Gaulcayar en Perú donde se extraía la plata. Testa reinterpretó este hecho a través de la esclavización sufrida por los habitantes a mano de los colonizadores. A un costado, un confesionario vacío con la imagen de la mitra del obispo en papel plateado recibiendo la confesión de los pecados.

También se exhibe “Jaula con perro”, madera y papel de 1997. El perro tiene seis patas y Testa observó que nadie se daba cuenta, dada la velocidad y la vorágine en las que el ciudadano transita por la ciudad, ya que entre sus preocupaciones estaba la de incluir al hombre. En una pequeña sala se encuentran las maquetas de proyectos no realizados y también el de la Fundación Andreani en La Boca, que está actualmente a metros de Proa .

Hay extraordinarios dibujos que son en realidad sus pensamientos y sentimientos. Sería muy larga la lista de exposiciones memorables de este artista como las realizadas en conexión con “La peste” y el libro de Camus, “La peste en Ceppaloni” (1978), “La peste en la ciudad” (1977), “Tendederos de la peste” (1979), “Autorretratos de la peste” (1993), “Nuevas ratas, nuevas pestes” (1996). (Quintana 325. PB.)

Dejá tu comentario