Dicen en el campo

Edición Impresa

... que, mientras se espera con alguna expectativa el discurso de hoy de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, por parte dwe Cristina Fernández de Kirchner (el año pasado tuvo una "atención especial" para con el campo); continuaron tibiamente las asambleas de productores en el interior, y el clima se despachó ahora, además de con varias mangas de granizo (Mar del Plata, Mendoza donde se perdieron 1.000 hectáreas de vides, etc.), con una adelantadísima ola de bajas temperaturas. Al mismo tiempo, se multiplicaron durante la semana las internas, tanto en el Gobierno como entre las entidades del campo e, incluso, en el propio seno de las mismas. De todos modos, la "nota" de la semana fue el nuevo informe sobre el eventual volumen de la cosecha 12/13 en marcha, que oficializó una importante caída (para algunos todavía "atenuada") y que ubica -hoy- a la soja por debajo de las 50 millones de toneladas y al maíz en 25 millones; y la repentina reunión que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, tuvo con los exportadores (¿por esta misma razón?). En realidad, lo llamativo fue que desde el propio Gobierno se la dejara trascender dándole, así, una importancia mediática mucho mayor a la que este tipo de encuentros periódicos tienen. Por otra parte, las aparentes consultas que hizo el funcionario se las podrían haber contestado perfectamente en el Ministerio de Agricultura. "Acá se está jugando un partido mucho más importante que la cosecha y la exportación de la soja", reconoció una fuente.



... que, mientras queda en claro la urgencia cada vez mayor de divisas que tiene el Gobierno (solo la exportación agrícola ya le habría aportado casi u$s 2.000 millones desde el 2 de enero), algunos atribuyen a la eventual "oxigenación" del gabinete, la justificación de acciones de ciertos funcionarios que quieren aparecer "haciendo buena letra", para no estar entre "los que parten", mientras que otros se mueven rápido para colocarse más cerca en la "línea de sucesión". Pero si eso se vive en el Gobierno, en las organizaciones la cosa no está mucho más tranquila. De hecho, el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, es uno de los que aparece más complicado, ya que el federado, ahora hiperoficialista, Ider Peretti (muy empoderado por el propio Moreno que lo impulsó a la titularidad de una nueva cámara empresarial), le jaquea y mina todas las decisiones. Y el caso más cercano fue el del mandato de asistir "en forma individual" a la convocatoria del ministro de Agricultura Norberto Yauhar, en lugar de hacerlo en forma conjunta con las restantes 3 entidades. Como se recuerda, esta "pulseada" lleva meses y aunque, en realidad, es solo una verdadera pérdida de tiempo ya que individual o colectivamente, ese/esos encuentros no van a aportar ninguna solución concreta, era la manifestación de las diferencias políticas entre el sector y el Gobierno. Obvio que, si se "quiebra" el frágil frente de la Mesa de Enlace, y Yauhar los recibe por separado, los que quedan más debilitados son los dirigentes del campo. Tampoco las declaraciones de algunos de ellos contribuyeron ni al buen clima, ni a la mejora en la relación, ni con el gobierno, ni entre ellos. Ya los "codazos" y personalismos son tan inocultables, como los desbordes en declaraciones en las que pareciera más que cada uno redobla la apuesta para lograr más prensa que los restantes, que en conseguir un prudente y estratégico avance en las condiciones del sector. Para completar, la estrategia de Agricultura incluye la reunión, simultánea, con las "cadenas" (de la soja, trigo, etc.) donde, al estar representados casi todos los intereses (industria, comercio, productores), la fuerza de la Mesa de Enlace pasa a ser relativa, sobre todo a la hora de "rechazar" una eventual oferta oficial, o declarar una medida de fuerza. Pero también en la UIA de Ignacio de Mendiguren y, especialmente, en la Copal, del abogado Daniel Funes de Rioja, se están viviendo situaciones similares.



* que, mientras genera cierta expectativa el inicio, hoy, de las actividades de la nueva Pizarra de la Bolsa de Rosario (donde parece que las internas también están "al rojo vivo") tras más de 15 años de intentos de regularización de esos precios y se está lanzando la nueva vacunación antiaftosa 2013, se supo que también la producción de carne vacuna volvió a caer el año pasado, a pesar de la situación internacional y del crecimiento que siguen registrando los países vecinos, lo cual complica adicionalmente al sector frigorífico. Pero también la avicultura estaría en problemas serios, a pesar de los llamativos volúmenes de producción que está lanzando al mercado interno. Es que la oferta, en realidad, respondería más a la caída de las exportaciones (falta de competitividad, retraso del dólar), y al forzoso achicamiento de la producción local (liquidación) para no destrozar los precios internos, que a un crecimiento genuino de la demanda. Pero, tal vez lo más inquietante de los trascendidos de estos últimos días sea el "invento" que pretendería el titular de la CGT y líder del gremio Camioneros, Hugo Moyano, que estaría impulsando una "fumigación obligatoria" de los camiones granarios, con un costo de $ 200 por unidad (que, obviamente recargaría los ya altos costos de transporte para los productores) y que le aportaría algo así como alrededor de $ 600 millones extras.

Dejá tu comentario