Dicen en el campo...

Edición Impresa

... que los últimos días fueron, sin duda, los más activos en materia política y gremial para el campo, con el lógico epicentro del acto inaugural de la Rural en Palermo, el sábado pasado. El hecho, que ahora parece tan lejano a la luz de todo lo que ocurrió después, fue prácticamente "desconocido" por el Gobierno que prefirió no darse por aludido en ninguno de los múltiples -y muy fuertes- reclamos del titular de la entidad, Luis Miguel Etchevehere, que eligió en este caso un esquema mucho más general que sectorial a la hora de dirigirse al Gobierno. Tampoco hubo comentarios oficiales sobre la cada vez más crítica situación del trigo y el eventual déficit del estratégico cereal. Hasta el siempre "activo" (a la hora de las declaraciones), secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, parece haber sido llamado a "silencio" por la propia presidente, Cristina de Kirchner, o su mano derecha, Carlos Zannini, ya que se sabe que el hiperquinético funcionario se mueve con independencia de la estructura formal en la que su área, en realidad, debería reportar a la titular de Industria, Débora Giorgi. Mayor aún fue el "silencio" del Gobierno sobre la demoledora reacción privada y de analistas internacionales, generada por las declaraciones oficiales sobre el supuesto volumen de la cosecha que acaba de terminar (que pretendieron ubicar en 105 millones de toneladas) para lo cual, entre otras sorpresas, "apareció un millón de hectáreas más sembradas con maíz (más del 20% del área que se creía que se sembró a fines del año pasado).



... que, mientras algunos evaluaban el daño causado por la repentina ola de frío (con fuertes heladas) seguida después por temperaturas más acordes con una primavera temprana que con el pleno invierno, otros seguían con alarma la evolución (¿o involución?) de los precios de los granos en Chicago, y rearmaban los planes de siembra que vuelven a dejar a la soja como la gran ganadora, mientras los cereales (primero el trigo de invierno jaqueado por el malestar con el propio Gobierno y el manoseo de datos y mercado), y luego el maíz (ahora afectado por la mala conjunción de caída relativa de sus cotizaciones a futuro, con más aumentos en los costos locales de producción), aparentemente vuelven a retroceder en sus intenciones de área ocupada. Esto se agrega a la llamativa cantidad de campos que estarían quedando sin arrendar, en general, fuera de las áreas centrales para cada cultivo, y a los datos sobre el endeudamiento creciente de los productores, previsibles, pero que recién comienzan a trascender. Por supuesto, que no fueron los únicos comentarios. También se comentó bastante la "foto" del titular de los peones rurales, Gerónimo "Momo" Venegas, ahora candidato a diputado nacional por Buenos Aires, por el partido FE, con Hugo Moyano de la CGT y también candidato a diputado pero por la agrupación de Francisco de Narváez, junto al titular de la Rural. Todo se produjo en la tradicional "Matera" del gremio rural UATRE- en Palermo, donde los 3 se presentaron ante el público y hablaron mostrando llamativas coincidencias.



... que, otro asunto bien llamativo rondó al también candidato y ex ministro Martín Lousteau, y no solo por el hecho de que no haya pisado la Rural como sus compañeros de equipo (tampoco Sergio Massa, lo hizo, finalmente), si no más vale por la supuesta justificación que dio para aceptar/respaldar, en 2008, la controvertida Resolución 125 de retenciones móviles. Según Lousteau, que parece adherir a la política del "mal menor", su actitud se debió "a que Moreno quería imponer retenciones de 76,4%". El ex titular de Economía también reconoció que las retenciones son "una alícuota de un impuesto", algo que el éste y otros gobiernos se negaron siempre a aceptar (que, en realidad, son un gravamen directo) y que es objetado internacionalmente. Rara forma de autocrítica para alguien que ahora requiere los votos del interior. También el candidato PRO santafesino, el cómico Miguel Del Sel, se mostró en esa línea y concurrió a la Sociedad Rural de Rosario a tratar de ganar algún adepto más en una elección que los locales dicen le será "esquiva" esta vez. Claro, tampoco explicó porque su jefe político, Mauricio Macri, recibe muy tranquilo coparticipación por las retenciones de la soja, tema que debería ir en contra de sus principios políticos y, además, porque la Ciudad de Buenos Aires sólo debe tener alguna planta de la oleaginosa en el Botánico, y en la facultad de Agronomía.



... que, hasta la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, donde se conmemoró el 159 aniversario de la entidad, llegaron los temas y reclamos del campo. Es que en la larga espera hasta la llegada de la presidente y la casi totalidad de su gabinete (entre los poquísimos que faltaron figura el Ministro de Agricultura, Norberto Yauhar) se prestó para las charlas más variadas. Es que lógicamente había muchos operadores del mercado agrícola, los titulares de las Bolsa de Rosario (Cristian Amuchástegui), de Santa Fe (Eduardo González Kees), de Tucumán (Hugo Carretón), de Chaco y de Corrientes, entre otros, mezclados con ruralistas como Etchevehere o el ex SRA, Luciano Miguens. Obviamente, el "adicional" al impuesto inmobiliario bonaerense que "sacó de la manga" el gobernador Daniel Scioli para quienes tengan más de una parcela en la provincia fue de lo más criticado. El caso es que, en el campo, es muy común ir comprando por lotes y ahora eso impondrá un adicional en el ya pesado impuesto. También se habló mucho sobre los nuevos "productos" que están armando varias bolsas, como el contrato de compraventa de leche cruda sobre el que avanza Rosario, etc. Sin embargo, lo más comentado fue el "enojo" del Canciller, Héctor Timermann, tras saludar al titular de la Rural. Es que después que éste se alejó, le preguntó a quien los había presentado: "¿Pero éste no es el del discurso del otro día?". La reacción ante la respuesta afirmativa no se hizo esperar: "¿Sos bol...?", increpó al pobre hombre.

Dejá tu comentario