27 de diciembre 2011 - 00:00

Dictan conciliación en la AFIP

Dictan conciliación en la AFIP
El Ministerio de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto que enfrenta a las autoridades de la AFIP con el personal nucleado en el gremio de trabajadores de la DGI. El sindicato AEFIP había dispuesto un paro total de actividades desde hoy hasta el 30 de diciembre, al que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, calificó de «desmesurado» asegurando que «esconde una puja de poder político porque si no no se explica cómo toman esta decisión los funcionarios mejor remunerados de la administración pública nacional».

La conciliación obligatoria (14.786) fue adoptada por la cartera laboral luego de una extensa reunión mantenida ayer entre el ministro Carlos Tomada y su vice, Noemí Rial, autoridades de la AFIP y del gremio, por lo que los trabajadores deberán suspender el paro que comenzaba hoy. Tomada fue quien encabezó el encuentro en la sede laboral llamado por «la importancia de la actividad de recaudación de recursos fiscales», según señaló ese ministerio.

El conflicto se originó cuando se publicó la resolución 455, que cambió la banda horaria y la dedicación a la atención al público que deberán cumplir todos los empleados incluidos en la AFIP (DGI, Aduana y Seguridad Social). Hasta ahora, el horario era para el área metropolitana de 9.00 a 17.00 y en el interior, según la región, de 7.00 a 15.00 o de 8.00 a 16.00. Según explicó ayer Echegaray, el cambio sería a partir del 1 de enero, pero seguirán respetándose las 8 horas laborales. Hasta abril será de 10.00 a 18.00, entre mayo y agosto de 9.00 a 17.00 y desde septiembre de 10.00 a 18.00.

«Lo único que hacemos en unificar la banda horaria de todos los funcionarios. Pero acá ya no estamos discutiendo un horario sino que hay algo atrás», aseguró Echegaray.

Beneficios

Para argumentar la calificación de «medida desmesurada ya que no se modifica la carga horaria de trabajo», el titular de la AFIP advirtió que los empleados del organismo no sólo gozan de los mejores salarios del Estado sino que además tienen muchos beneficios extra. Detalló que la remuneración promedio en la DGI (la única dirección que entró en conflicto dentro de la AFIP), es de $ 18.000 «de bolsillo». Dijo que el sueldo de los funcionarios está constituido por el salario de convenio en 48%, mientras que el 52% está vinculado al fondo por aumento de la recaudación (cuenta de jerarquización) que sube todos los meses junto con el alza de los ingresos públicos. «Este año, la recaudación cerrará con un aumento de entre 29% y 30%. Es decir que la mitad de estos salarios aumentarán en la misma medida. En 2011, aún sin haber tenido aumentos en paritarias, los salarios de los funcionarios de la AFIP se encuentran 12% por encima de los del resto de la administración nacional».

A grandes rasgos, Echegaray detalló los salarios según sus categorías. Dijo que los funcionarios jerárquicos, como los directores, cobran alrededor de $ 42.000. Los jefes de agencias $ 30.000, los supervisores $ 25.000, los profesionales $ 16.000 y el escalafón inicial (no profesional) ronda los $ 10.000.

«Hay plus vacacional, un sistema jubilatorio que extiende la edad límite y paga 20 sueldos al momento de jubilarse, entre otras cosas», aseguró el funcionario.

El motivo que impulsó la decisión de realizar un paro estaría vinculado al mal momento por el que atraviesa la relación entre el titular de la CGT, Hugo Moyano, y Cristina de Kirchner. Según Echegaray, el hecho de que «hay una alineación entre AEFIP y la CGT, que siempre articularon acciones conjuntas, es sospechoso». De hecho, «hay una escalada de conflictos gremiales, como el paro de los empleados judiciales justo antes de la feria», dijo.

El funcionario reconoció, como señaló el secretario general de AEFIP, que para los empleados fiscales e ingresos públicos «el artículo 167 de la norma convencional vigente expresa que cualquier cambio o modificación debe contar con la previa consulta a la AEFIP». Pero para Echegaray «una cosa es consultar y otra es cogobernar».

Dejá tu comentario