Diputados: armas y boletas ocuparon sesión en campaña

Edición Impresa

 Inactiva desde el 15 de julio pasado, la Cámara de Diputados sacudió el sopor legislativo derivado de la campaña electoral y, tras fuego cruzado entre la oposición y el oficialismo por las elecciones en Tucumán, aprobó la creación de un nuevo registro nacional de armas. Los diputados del Frente para la Victoria (FpV) y del radicalismo polemizaron en la sesión sobre las elecciones en Tucumán y el uso político de la muerte del joven militante Jorge Ariel Velázquez sucedida en Jujuy, atacado en vísperas de las elecciones primarias realizadas el 9 de agosto último y que falleció el miércoles 19 de agosto.

La controversia tuvo lugar cuando el presidente del bloque radical, Mario Negri, pidió el tratamiento sobre tablas de cuatro proyectos sobre los comicios en Tucumán y la muerte de Velázquez, que contenían duros conceptos contra el oficialismo, lo que fue rechazado por el FpV por 124 votos contra 80. Sobre la muerte del joven en Jujuy, Negri dijo que la agrupación Tupac Amaru de Milagro Salas "creó un Estado paralelo al Gobierno peronista de Eduardo Fellner".

En un encendido discurso, la presidenta del bloque oficialista, Juliana Di Tullio, reclamó al radicalismo "que acepte los resultados de las elecciones" porque "cuando no ganan siempre denuncian fraude", y "terminen con el uso político de la muerte de un joven militante". "Nosotros tenemos proyectos condenando el accionar violento de la política y sobre el trágico asesinato de Velázquez, donde nosotros expresamos nuestra solidaridad con la familia y pedimos justicia", apuntó la jefa del bloque oficialista.

Di Tullio señaló: "No avalamos los proyectos presentados por Negri porque no tenemos ninguna coincidencia con los fundamentos de estas iniciativas sobre las elecciones de Tucumán y repudiamos el uso político que han hecho del desgraciado asesinato del joven en Jujuy". También se rechazó una propuesta de Pablo Javkin (Coalición Cívica) y Alberto Asseff (PNC Unir) para tratar sobre tablas un proyecto que establecía la obligatoriedad de la boleta única para las elecciones de octubre.

Superadas las controversias, la Cámara de Diputados sancionó el proyecto que crea la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), en reemplazo del Registro Nacional de Armas (RENAR), con el objetivo de darle mayor presencia estatal a la fiscalización y control de la tenencia y portación de armas de fuego. La iniciativa recibió el respaldo mayoritario de los bloques, con 182 votos afirmativos, dos abstenciones y uno solo negativo de Pablo López (Frente de Izquierda y de los Trabajadores). La UCR, el PRO y el Frente Renovador acompañaron, pero con observaciones. "Nuestra posición es crítica. El FpV hizo la vista gorda sobre este tema hasta el último año de su gestión, se acuerdan recién ahora del problemas de las armas que está casi descontrolado", explicó Alberto Roberti, jefe del bloque massista.

El proyecto resumió los lineamientos impulsados por el exlegislador y actual secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro; de la kirchnerista María del Carmen Bianchi; del dirigente Pablo Javkin (CC) y de la candidata a presidente Margarita Stolbizer. El texto establece que la agencia que reemplazará al RENAR será un organismo descentralizado y autárquico en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y estará a cargo de un director ejecutivo con rango y jerarquía de subsecretario de Estado, designado por el Poder Ejecutivo Nacional.

La idea es que el nuevo organismo no esté sólo a cargo del registro de armas, sino también de la activa participación en el diseño e implementación de políticas de prevención de la violencia armada; la agilización del proceso judicial para destruir las armas rápidamente y el establecimiento de mayores requisitos para quienes soliciten la autorización para ser legítimos usuarios.

La Cámara de Diputados también aprobó ayer la cuenta de inversión 2012 con el voto del Frente para la Victoria y aliados, que respaldaron el informe del Gobierno nacional sobre la ejecución del Presupuesto de ese año. La cuenta fue aprobada con 123 votos favorables, luego de la polémica originada en el recinto por los hechos de violencia ocurridos en Tucumán y Jujuy. La oposición, en tanto, reunió 63 votos en contra y desde el PRO y la UCR se cuestionaron los ingresos y gastos del Presupuesto 2012.

Dejá tu comentario