Diputados declaró papel de diarios de interés público

Edición Impresa

El kirchnerismo y sus aliados lograron anoche aprobar el proyecto del Poder Ejecutivo que declara de interés público la fabricación y comercialización de papel para diarios con 134 votos a favor, 92 en contra y 13 abstenciones. Fue luego de casi siete horas de debate donde oficialistas y opositores confrontaron acerca de los límites a la libertad de prensa en torno a esta iniciativa, que hoy mismo comenzará a ser analizada a nivel comisión en el Senado.

El interés del Gobierno en convertir en ley este proyecto quedó demostrado a través de dos hechos: cuando la Cámara de Diputados todavía no había votado la iniciativa, en el Senado, la titular de la Comisión de Medios, la peronista Liliana Fellner, ya había citado a los legisladores que componen ese cuerpo para emitir dictamen casi en simultáneo con la sanción de la Cámara baja y blindar así una aprobación exprés la próxima semana en la Cámara alta.

Además, Carlos López, la mano derecha del secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, supervisó en persona el debate de los diputados desde el hemiciclo que bordea el recinto.

El proyecto también establece que la empresa Papel Prensa SA deberá fijar un precio igualitario del insumo para todos los medios del país.

Órganos de control

El texto también garantiza no sólo el acceso para todas las empresas, sino también la creación de un Consejo Federal y una Comisión Bicameral que deberán hacer cumplir las disposiciones que impone el proyecto. En cuanto a Papel Prensa, firma en la que el Estado es socio minoritario junto a los diarios Clarín y La Nación, el proyecto obliga a esta fabricante de celulosa para periódicos a operar al máximo de su capacidad operativa o de la demanda interna de papel, y a presentar y ejecutar cada tres años un plan de inversiones.

La iniciativa también estipula principios de cuidado ambiental para la producción de papel y designa al Ministerio de Economía como autoridad de aplicación de la ley.

La diputada kirchnerista Juliana Di Tullio, en rol de miembro informante por ser titular de la Comisión de Comercio, abrió el debate del proyecto, que en su articulado hace referencia al informe «Papel Prensa, la Verdad», elaborado por la Secretaría de Comercio Interior en 2010. «En la distribución del papel existió y existe una inequidad absoluta en dos grandes objetivos expresados en el dictamen de mayoría: el acceso igualitario a ese bien preciado que necesitan los diarios y en el precio único para que no haya diferencias entre grandes y pequeños medios», advirtió Di Tullio.

La iniciativa «cuida, resguarda y promociona la libertad de expresión en el país», dijo la legisladora, y concluyó: «Creo que ningún político que tenga origen democrático y popular puede no acompañar este proyecto». Por el Frente Amplio Progresista, el titular de la bancada, Juan Carlos Zabalza, respondió que «el tema de la libertad de expresión no contempla la existencia de monopolios estatales o privados», y recordó que «durante años la empresa monopólica Papel Prensa ha cometido innumerables abusos, que, es cierto, podrían haberse evitado si el Estado hubiera actuado».

Sin embargo, justificó el voto en contra al señalar que «el Ministerio de Economía tiene facultades exorbitantes para controlar esta ley» y que «el Congreso no debería tener el objetivo de controlar la actividad, sino el de controlar a la autoridad competente». El discurso final del Frente Peronista estuvo a cargo de Gustavo Ferrari, quien anticipó que «mucho se dirá sobre la inconstitucionalidad de esta norma, sobre los derechos a la libertad de expresión».

Dejá tu comentario