Doce gobernadores adhieren al decreto de retenciones

Edición Impresa

 Doce gobernadores, dos de ellos opositores, admitieron públicamente que aceptarán el dinero que la Nación girará a las provincias en concepto de distribución de retenciones a las exportaciones de soja. En el caso de los díscolos, la adhesión se concretará sin que ello implique coincidencias políticas con la medida lanzada por Cristina de Kirchner.
Los kirchneristas Maurice Closs, de Misiones, y Jorge Capitanich, de Chaco, Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, coincidieron en apoyar la repartición de unos 6.520 millones de pesos este año, el 30% de las retenciones. Lo mismo hizo el mendocino Celso Jaque, quien, pese a la pelea que deberá dar en la Legislatura, envió ayer a ese cuerpo el proyecto de adhesión.
La sorpresa la dieron el socialistas Hermes Binner, de Santa Fe, y el radical cobista, Arturo Colombi, de Corrientes, quienes si bien criticaron al Gobierno por la fórmula para repartir el dinero, aseguraron que adherirán para recibirlo. Los gobernadores opositores Alberto Rodríguez Saá, de San Luis, y Eduardo Brizuela del Moral, de Catamarca, aún no habían definido cuál sería su decisión, pero se estima que recurrirán a esos fondos a regañadientes frente a la necesidad de financiarse. Otro que está en duda es Juan Schiaretti. El cordobés no enviará a la Legislatura el proyecto de ley hasta tanto no acuerde con la Mesa de Enlace el destino que los representantes agrarios consideran que deben tener esos fondos. Así lo afirmó Ricardo Sosa, secretario general del Gobierno provincial.
«Es dinero del campo, ellos tienen que opinar», destacó el gobernador, tras asegurar que consensuará con los ruralistas qué obras se harán con ese dinero y reiteró que «deben bajarse las retenciones a la soja, porque el nivel actual sigue afectando la rentabilidad de los productores, sobre todo de los pequeños y medianos» y, a su vez, reclamó una vez más la necesidad de una nueva Ley de Coparticipación Federal.
El quinto mandatario en confirmar su decisión fue Jorge Sapag, representante del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y aliado del kirchnerismo desde que asumió en diciembre de 2007.
El viernes pasado, 24 horas después del anuncio, habían adherido el bonaerense Daniel Scioli, el riojano Luis Beder Herrera, Sergio Urribarri de Entre Ríos, José Alperovich de Tucumán y el formoseño Gildo Insfrán.
El Fondo Federal Solidario, lanzado por Cristina Kirchner el viernes último en Olivos, divide las aguas porque, si bien los mandatarios provinciales necesitan el dinero camino a las elecciones, algunos intendentes y las bases agropecuarias les piden que no lo acepten.
Un grupo de jefes comunales encabezados por el intendente peronista disidente de Armstrong, Fernando Fischer, exigió a Binner que no acepte el dinero de las retenciones porque es «plata mal habida y sucia». Aunque el Foro de intendentes del PJ de la provincia de Santa Fe hizo público un comunicado en el cual solicitan a Binner «la adhesión del territorio provincial al decreto».
Binner convocó para mañana a analizar el decreto presidencial a dirigentes políticos, empresarios y trabajadores, aunque ya adelantó que adherirá a la distribución de retenciones.
«Nuestra posición es adherir, porque es una forma de compensar el déficit que hoy tienen las provincias, y la Nación debe responder para ayudar a las provincias, los municipios y las comunas a salir de esta crisis».
Llamativamente, el sanatafesino dijo que su decisión no tiene conexión con el conflicto entre el campo y el Gobierno y que existe la necesidad «de un pacto contra la pobreza». Según Binner, para ese pacto hay que fijar precios de referencias, quitarles el IVA a productos de la canasta de alimentos y sacar las retenciones por 180 días a la soja.
Por su parte, el correntino Colombi dijo que si bien Corrientes adherirá, lo hará «con discrepancias» al decreto, al cual tildó de «confrontativo».
«Corrientes necesita los recursos, pero seguirá reclamando un debate de fondo sobre la ley que indica que el piso de coparticipación es del 34 por ciento del total de recursos federales», dijo Colombi.

Dejá tu comentario