Docentes pidieron suba del 30%; hoy, segundo round

Edición Impresa

Los cinco gremios docentes con representación en todo el país formalizaron ayer en el Ministerio de Educación su reclamo unificado de un 30% de aumento para el salario básico y fueron convocados para hoy a las 18 para comenzar a negociar en el marco de las paritarias nacionales, a sólo ocho días hábiles del inicio de las clases.

Menos de una hora bastó para la oficialización de las demandas de los gremios ante el titular de la cartera, Alberto Sileoni, de las cuales ya tenía conocimiento. Sin embargo, escoltado por los miembros de su gabinete, no anticipó una contraoferta: se limitó a escuchar en detalle el petitorio y prometer un segundo encuentro para dar su sentencia.

Demandas

Además del incremento salarial, que llevaría el básico de $ 2.300 a $ 3.000, los referentes de CTERA, UDA, SADOP, AMET y CEA que asistieron a la cita también incluyeron entre las demandas la eliminación del tope para las asignaciones familiares, la elevación del mínimo imponible del Impuesto a las Ganancias y la revisión de las paritarias en el segundo semestre del año.

El porcentaje de aumento que piden los gremios varía si se contabiliza el monto que recibieron los maestros como Fondo de Incentivo Docente entre julio y diciembre, pero que en enero se suspendió. Se trata de una suma de $ 40, que si se reedita este año no se debería contabilizar como parte de la recomposición salarial. La quita de ese módico extra no sólo molestó a los maestros, sino que también, por consecuencia, elevó a primera vista el porcentaje del pedido del 28% al 30%.

Los cinco gremios dejaron el Palacio Pizzurno con «una sensación de vacío». «No nos dijeron nada y estamos realmente preocupados», sintetizaron los dirigentes. «Nos llamaron porque insistimos, para calmarnos, pero no tenían nada preparado», agregaron. Es que la confirmación de que hoy se llevará adelante el segundo capítulo llegó unos treinta minutos luego de la finalización de la primera reunión.

En reiteradas oportunidades, los titulares de las agrupaciones manifestaron su preocupación por la dilación de la administración central en el inicio de las negociaciones salariales. En la necesidad de acordar primero para dar tiempo a las provincias a debatir números y condiciones se apoyaron los gremios nacionales para hablar de dilación, demoras, silencio.

Provincias

Esta semana, aunque aguardan las resoluciones que se tomen a nivel nacional, muchas provincias ya iniciaron las negociaciones paritarias. El miércoles, los maestros santafesinos se reunieron con el Gobierno del socialista Antonio Bonfatti y combinaron la conformación de dos comisiones para diferenciar el análisis de salarios con otras cuestiones. Para comenzar a trabajar, la primera comisión resolvió esperar el resultado de la paritaria nacional. Final calcado del primer encuentro de los docentes de Chaco, que se concretó el martes: tampoco pudieron avanzar por la falta de definiciones de la Nación.

Por otra parte, los maestros de Santa Cruz, la única provincia que decidió adelantar la apertura del calendario escolar para el próximo lunes, advirtieron que difícilmente comiencen las clases y entre las argumentaciones, subrayaron que les hace falta contar con la referencia de la paritaria nacional para poder pelear por una mejora con la gestión de Daniel Peralta (ver aparte).

Dejá tu comentario