Dólar “blue” imparable: cerró a $ 8,27 (+2,4%)

Edición Impresa

Las medidas del Gobierno para desalentar los viajes al exterior, hicieron que el precio del "blue" aumente un 2,37% o 19 centavos a $ 8,27. En un momento de la rueda, el billete tocó $ 8,32 y marcó un nuevo récord. La brecha con el dólar oficial ahora es del 62%, un nivel riesgoso porque alienta la sobrefacturación de importaciones y abre más caminos para no declarar exportaciones. La fuga de capitales ya no pasa por el dólar "contado con liquidación", que se mantuvo en $ 8,47, sino por estos mecanismos que toman vuelo cuando la brecha es amplia porque la ganancia justifica el riesgo y hace más vulnerables los controles.

La calle Florida plagada de obstáculos por la refacción, no desalentó a los "arbolitos" que voceaban "cambio, cambio" y lograban captar rápidamente a los interesados. Los pocos turistas que había en la peatonal no entraban a los negocios a comprar, sino a cambiar dinero. En las "cuevas" la demanda fue más elevada que la de los días anteriores. Los inversores y ahorristas hoy mantienen en su poder la menor cantidad de dinero en efectivo; buscan dolarizarse. El vuelco a la compra de dólares afectará al consumo que debe competir contra un activo que aumenta diariamente. En lo que va del año, el "blue" subió el 21,43% y desde que se instauró el cepo cambiario a fines de octubre de 2011 la suba fue del 80%. Ninguna inversión en pesos rindió tanto y esto trajo a la memoria de los argentinos que la mejor defensa contra la inflación es estar en dólares.

En cambio los bonos en dólares continuaron su declinación. El Boden 2015, el papel de más corto plazo que tiene un rendimiento del 14,6% fue el más afectado y perdió un 0,73% mientras el Bonar X que vence en 2017 y rinde poco más del 15%, cedió un 0,14%. el Global 2017 que tiene legislación Nueva York y una tasa de retorno del 17,67%, perdió un 0,28%. El mayor derrumbe entre los activos en divisas fue el del Cupón PBI en dólares que se derrumbó un 4,48%. Todas estas caídas hicieron que el riesgo país que mide JP Morgan aumente un 2,28% a 1.205 puntos básicos.

En el Forex-MAE se siente la falta de exportadores. El monto de negocios creció moderadamente a u$s 185 millones. El Banco Central, a cargo de Mercedes Marcó del Pont, compró y vendió durante la rueda, pero terminó con un saldo neutro. Las intervenciones hicieron que el dólar cierre en $ 5,096. En las casas de cambio, el precio de la divisa continuó a $ 5,105. Si se le añade el nuevo impuesto, el precio para los viajeros es de $ 6,125. Las reservas de la entidad tuvieron un fuerte retoceso de u$s 135 millones y cayeron a u$s 41.100 millones por el retiro de depósitos de los bancos por parte de particulares y del Estado y por el pago de obligaciones al exterior. La caída no fue más amplia porque el oro, que integra las reservas, subió medio por ciento a u$s 1.612 por onza troy.

La incógnita de hoy es si en el mercado aparecerán las manos amigas del Gobierno o dejarán que la divisa marginal siga en alza. También resta saber si los particulares seguirán con la fuerte demanda o tomarán ganancias después de la violenta suba. Son demasiadas preguntas sin respuestas que no desalientan la dolarización de los ahorristas e inversores. No hay activos en pesos atractivos. La Bolsa, por caso, perdió un 0,79% por la crisis de Chipre.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora