Duhalde, en su casa, por “un Gobierno de unidad”

Edición Impresa

El ex presidente Eduardo Duhalde aprovechó el escenario opositor que se conformó en la 15° Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina (UIA) para confirmar que «si está bien perfilado», competiría por la presidencia en 2011. Así lo afirmó en declaraciones periodísticas, luego de exponer ante más de 800 empresarios en un colmado salón del Hotel Sheraton de Pilar.

Pese a que durante su discurso sostuvo que sólo la UCR y el Partido Justicialista tienen la estructura para conseguir ganar una elección, rechazó de plano que pueda integrar una fórmula con el vicepresidente Julio Cobos. No obstante, nombró al «partido de centro de la Capital Federal» (por el PRO) y al «socialismo de Santa Fe» como dos de las fuerzas en condiciones de sumarse a un eventual Gobierno de unidad que el ex presidente quiere fogonear.

En su discurso, para la que se puso de pie (a diferencia de Rodolfo Terragno, que en un tono tranquilo habló desde el sillón dispuesto en el escenario) llamó a «construir un Gobierno patriótico de unidad nacional». Además, insistió en acusar a los gobiernos de Néstor Kirchner y de su esposa de extorsivos, al tiempo que pronosticó: «Vamos a terminar mal, como con todo poder hegemónico».

En una semana, Duhalde y Terragno volverán a exponer juntos, esta vez con Daniel Filmus, en el Council de las Américas en Nueva York. A continuación, los principales puntos del discurso de Duhalde:

  • Los acuerdos tienen que tener como núcleo central a los grandes partidos argentinos. Hoy, los pequeños partidos no son alternancia de poder. Ahora proponemos algo nuevo, un gobierno de unidad, algo que nunca se hizo en el país.

  • Las mayores responsabilidades las tienen las dos fuerzas históricas. No digo dejar a un lado a los partidos chicos. Pero mirando a 2011, el Gobierno patriótico de unidad nacional debe ser impulsado desde el radicalismo y el peronismo.

  • De aquí a dos años nos tenemos que poner de acuerdo en cinco o seis temas básicos. Y también tenemos que mirar casos exitosos, no de Europa, sino de nuestros vecinos. Por caso, Brasil: mientras acá pisamos al campo, ellos le dan miles de millones de dólares para fomentar la actividad productiva.  


  • Estamos en el mejor momento para lograr estos acuerdos.
  • Dejá tu comentario