EE.UU.: subastarán objetos privados de Greta Garbo

Edición Impresa

Los Angeles - Los admiradores de la legendaria Greta Garbo, famosa por su belleza y su fiero sentido de la privacidad, tendrán la oportunidad de poseer uno de los más de 800 artículos de su guardarropa y decorativos, incluida la cama en la que dormía.

Juliens Auctions anunció que pondría a la venta los vestidos, trajes de pantalón, muebles y objetos que van desde el vestido que Garbo lució en una cena con el presidente John F. Kennedy y la primera dama Jacqueline Kennedy, hasta un muñeco de nieve hinflable que la actriz tenía en el salón, en una subasta que se celebrará los días 14 y 15 de diciembre en Beverly Hills. «Siempre será misteriosa, seductora y eterna, y es muy moderna», dijo su sobrino nieto Derek Reisfield mientras describía el atractivo de Garbo.

La actriz sueca empezó su carrera en Hollywood en películas mudas como «El demonio y la carne» de 1927, y estuvo entre los pocos actores que se pasaron con éxito al cine sonoro, convirtiéndose en un icono no sólo por su belleza, sino por su inteligencia y ese ramalazo de independencia que desplegaba tanto en el cine como en su vida personal.

Fue nominada cuatro veces a los Oscar, la primera por «Anna Christie» en 1929, y finalmente la Academia reconoció sus inolvidables actuaciones con un premio honorífico en 1954. Garbo se retiró del cine en 1941 y vivió una vida retirada, hoy día impensable, en Nueva York hasta que murió a los 84 años en 1990.

Tras dejar Hollywood, prefirió mantenerse alejada del ojo público y sólo compartió su afilado sentido del humor con su familia y amigos, según Reisfield, quien dijo que la familia había guardado las pertenencias de su tía abuela en un depósito hasta ahora. Dijo que en 2004, mientras su familia se preparaba para conmemorar el centenario del nacimiento de la actriz, que fue el 18 de septiembre de 1905, decidieron que era hora de empezar a dar a conocer más de su vida al público, lo que finalmente condujo a esta subasta.

«Nos dimos cuenta de que realmente teníamos la responsabilidad de intentar realzar y proteger su legado, que había comenzado una gran evolución», dijo Reisfield.

Se subastarán un total de 853 objetos, desde vestidos de alta costura y pantalones a medida hasta zapatos y las lujosas estolas de cachemir de diseñadores como Louis Vuitton, Gucci, Salvatore Ferragamo y Hubert Givenchy. También habrá fotografías de sus días en Hollywood, así como muebles, obras de arte y otros objetos de su piso en Nueva York y su mansión en Suecia.

Además, se subastará su cama, que Garbo diseñó con antiguos grabados suecos para reflejar su herencia escandinava. Reisfield dijo que no tenía ni idea de cuál era el objeto más valioso de la subasta. «Hay muchas cosas maravillosas y no creo que nadie pueda predecirlo», afirmó.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario