El dibujo de la inflación trajo ahorro por más de $ 70.000 M

Edición Impresa

• Es la diferencia entre la indexación de los bonos ajustados por IPC (manipulado) y la real

En los tres años que ya lleva la manipulación del dato de inflación por parte del INDEC, el Gobierno evitó desembolsar entre $ 70.000 y $ 82.700 millones en pagos de vencimientos de deuda. El número surge por la diferencia en la indexación de los bonos que ajustan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), variable que sigue el rumbo del IPC elaborado por el INDEC, y las estimaciones privadas de inflación.

Entre 2007 y 2009 el CER oficial aumentó un 25,3%, apenas un tercio del incremento que registró la inflación medida por Ecolatina, para la que subió un 75%. El Estudio Bein encontró que la diferencia entre sus cálculos y la inflación oficial medida por el organismo de estadísticas dirigido por Ana María Edwin llegó a 40 puntos porcentuales.

Según explicó Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein, a principios de 2007 un 41,5% del stock de la deuda, que en ese momento era de u$s 150.000 millones, ajustaba por CER. Así, eran papeles por u$s 56.500 millones que indexaban por la inflación en ese momento. Con una diferencia de 40 puntos porcentuales entre los cálculos de inflación del INDEC y los propios, esta consultora llegó a que el «ahorro» fue de u$s 22.500 millones (o medido en pesos fue de 70.875, a un tipo de cambio promedio para estos tres años de $ 3,15). De ese total, u$s 3.000 millones corresponden al flujo de deuda y los u$s 19.500 millones restantes surgen de lo que el Gobierno evadió indexar en el stock de estos pasivos.

Por su parte, para Ecolatina, el efecto total de la distorsión inflacionaria sobre los bonos de la deuda pública atada al CER ascendió a $ 82.700 millones. La mayor parte, unos $ 73.121 millones, corresponde a un menor ajuste del stock, mientras que los $ 9.593 millones restantes surgen de ahorros por menores amortizaciones y pagos de intereses realizados.

A su vez, el ahorro total de 2009 ascendió a $ 22.090 millones, por debajo del de 2008, que alcanzó los $ 37.127 millones, y casi similar al de 2007, que había cerrado en $ 23.497 millones.

Esa caída del ahorro en relación con 2008 obedece principalmente a dos factores: la desaceleración de la inflación y las reestructuraciones de deuda realizadas el año pasado. En 2009 se realizaron dos canjes de deuda ajustable por CER por un monto elegible de casi $ 46.000 millones que provocaron una reducción en el stock y un diferimiento de vencimientos, lo que redujo el efecto de la distorsión en el CER.

Según los últimos datos difundidos al tercer trimestre de 2009, la deuda indexada por inflación llegó a u$s 38.300 millones. Esta cifra representa un 27% del total de los vencimientos del país hoy, sostuvo Dal Poggetto.

De todas maneras, de no haberse realizado estos canjes, el ahorro hubiese sido $ 1.221 millones mayor. Esto implica que la desaceleración de la inflación, que cayó del 23,5% al 15,3% anual, según las estimaciones privadas, fue la principal causa de la caída en el monto de la distorsión.

Más allá del ahorro, lo preocupante es que no haya indicios de normalización en la situación del INDEC, advirtió Ecolatina. De hecho, en su informe esta consultora estimó para 2010 un piso de inflación del 18%.

Dejá tu comentario