26 de septiembre 2012 - 00:00

El frío entró a la Bolsa

El frío entró a la Bolsa
 Primavera que llegó con vestimenta invernal, clima severo que se apoderó de la calle, pero que -también- se introdujo en el recinto bursátil. Cuando todo venía servido para ver un desarrollo bien templado -desde la rueda del viernes, sumándose los argentinos en Nueva York durante el lunes-, el ambiente agradable deparó un impulso alcista. Hasta alcanzar los 2.586 puntos y amenazando arribar a la frontera de los 2.600, para culminar muy acurrucado el Merval en el mismo nivel de donde hubo partido. Con 2.533 puntos y un saldo porcentual desechable, en el «neutro» absoluto (+0,06%). Inclusive, tuvo un mínimo en 2.521, en tanto el índice Bolsa -general- mostró huella bajista, con el 0,42%. Parejas las diferencias, de 37 aumentos contra 35 descensos, terminando de dibujar esa imagen «en blanco» para el reinicio de Buenos Aires.

Ya los títulos de bancos, que fueron grandes figuras consecutivas -adentro y en el exterior- se aplanaron por completo. Resultó lo más llamativo y el factor mayor del «frío» que se instaló en la rueda de ayer. En tanto, el exterior tuvo dos caras: con Europa marcando leves repuntes (sin saberse motivos y cuando se apunta a una incipiente recesión de Italia y España, ayer difundido).

Derrape

En América, el día resultó bajista de manera notoria, desde el 0,75 por ciento del Dow hasta un duro 2,3 por ciento retrocedido en San Pablo. Tal derrape general en la región del Merval puede haber tenido incidencia para desagiarlo. Y de modo clave, el rebaje en el ritmo de negocios con sólo 38 millones de pesos, que solamente otorgó la posibilidad para asumir ventas sin daños. Un final complicado, en todas partes. Y la Bolsa, con bufanda.

Dejá tu comentario