El INTA estima un menor rendimiento para el trigo

Edición Impresa

Desde la Estación Experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Pergamino (Buenos Aires) se advirtió que no se pueden esperar altos rendimientos en trigo como los de la campaña pasada y que en el actual ciclo serán de 24 a 25 quintales por hectárea en la zona núcleo. Los menores rendimientos se acercan a los índices normales para esta campaña 2011-2012, ya que factores climáticos fueron adversos para el desarrollo del cultivo.

Los ingenieros agrónomos Omar Polidoro, Ignacio Terrile y Manuel Ferrari del INTA Pergamino aseguraron que «no habrá que esperar resultados récord como los que se dieron el año pasado, puesto que las condiciones climáticas no fueron del todo buenas para el cultivo».

«El panorama no es como el del año pasado. Este año se partió con buena humedad para la fecha de fin de macollaje principio de encañazón. De ahí en adelante hemos tenido muy pocas lluvias», dijo Polidoro.

También aclaró: «Si vamos a los datos estadísticos y los comparamos con los del año anterior entre junio, julio, agosto y septiembre hemos tenido un déficit de 150 milímetros, eso será determinante para los rendimientos que tenga el trigo», indicó el especialista.

Además de la falta de lluvias, hubo otros dos factores para que el cultivo no se expresara como en la cosecha pasada: las bajas y las altas temperaturas.

Polidoro remarcó que en los registros que lleva a cabo la Experimental hubo en el mes de octubre tres días con temperaturas bajo cero. «Es decir que los trigos que estaban en floración para esa fecha tuvieron bastante daño», analizó.

En cuanto a las altas temperaturas, Polidoro informó que «los días viernes 4, sábado 5, domingo 6 y lunes 7 de octubre, hasta que se produjo la lluvia, tuvimos temperaturas superiores a los 30 grados y con fuertes vientos, lo cual causó que los trigos que estaban con granos lechosos o pastosos produjeran un cierto achusamiento».

A la hora de evaluar los rendimientos por venir, el especialista estimó que más allá de estas condiciones adversas «habrá buenos rendimientos, nos acercaremos a los rendimientos normales de la zona de Pergamino. Rondarán seguramente los 24, 25 quintales» por hectárea.

Dejá tu comentario