El mercado inmobiliario busca atraer a las mujeres

Edición Impresa

• ÁMBITO DE LA MUJER
El sexo femenino tiene la palabra final a la hora de una transacción inmobiliaria. Las desarrolladoras piensan en sus compradoras y las tientan con amenities y detalles diseñados especialmente para ellas.

Las mujeres son un jugador clave a la hora de definir una compra. Según diferentes estudios, entre el 70% y el 80% de la decisión final la toma el sexo femenino. Por eso no sorprende que las desarrolladoras e inmobiliarias piensen en cada detalle para tentar a sus compradoras claves. Desde soluciones para los más chicos, espacios comunes de home office, hasta gimnasios y SPA son algunos de los amenities que responden a la necesidad de la mujer de hoy. Claro que los vestidores, baños y funcionalidad del departamento serán factores esenciales que definan la compra.

Hoy existe un perfil de mujer muy marcado a la que apuntan los nuevos emprendimientos inmobiliarios. Se trata de madres jóvenes y profesionales que valoran que en el complejo del edificio haya guardería, pero también un espacio común de oficinas. "Buscan poder dejar a sus hijos en un lugar seguro y al mismo tiempo cómodo. La guardería es una demanda sostenida de los últimos años al igual que los estudios de oficinas dentro del edificio que les permite a los propietarios trabajar home office, pero sin la necesidad de estar en su departamento", indicó Alejandro Reyser, gerente comercial de Real Estate Developers (RED). Este tipo de espacios suele contar con impresoras, escritorios y hasta sala de reuniones para que tanto el propietario como sus empleados puedan trabajar desde allí.

La primera impresión es fundamental y eso lo saben las desarrolladoras, por eso es esencial recrear el departamento final de la mejor forma. "Buscamos mostrar el equipamiento y las terminaciones para que el comprador sepa realmente cómo se va a entregar la unidad una vez terminada. Esto es de suma importancia porque la mujer es muy detallista y buscará ante todo que el inmueble sea funcional con espacios amplios", agregó Reyser.

Las inmobiliarias también definen al sexo femenino como el jugador clave a la hora de concretar una transacción. Dentro de los departamentos lo fundamental es la funcionalidad de los espacios, la luminosidad, la amplitud de la cocina y, por supuesto, los placares. "La mujer siempre elige la propiedad según sus criterios y gustos. El hombre participa en determinar si pueden o no adquirirla según su presupuesto, pero a la hora de evaluar, comprar y elegirla, la mujer tiene la última palabra", sostuvo Sabrina Tognini, responsable del sector Residenciales de la inmobiliaria Bullrich.

LOS AMENITIES

Los metros de los departamentos se han ido achicando en los últimos años, pero como contraposiciones se le da cada vez más importancia a los espacios comunes. Este tipo de amenities son fundamentales y pueden definir la compra. No sólo las guarderías y las oficinas dentro del edificio son fundamentales, sino los parques y los espacios de relajo son fundamentales. "El gimnasio, que sea completo, que haya una pileta climatizada para poder utilizar todo el año y bares donde se pueda reunir entre amigas o por encuentros de trabajo, son determinantes", detalló Laura Murano, directora comercial de la desarrolladora KWZ.

"Los departamentos no cambiaron mucho, los dormitorios rondan entre los 3 m² por 3 m² o llegan hasta los 4,5 m² en el caso de las suites, pero los compradores se enfocan hoy en los espacios comunes. Un spa dentro del edificio e importantes espacios verdes parecen hoy no poder faltar a la hora de encarar un emprendimiento premium", concluyó Murano.

Hoy la vida social volvió a desarrollarse con fuerza en los emprendimientos de lujo, los vecinos se convierten en amigos y eso en parte se da porque desde los desarrollos se fomentan los espacios comunes y de convivencia. "Los SUM fueron cambiando, hoy esos espacios son muchas veces el lugar ideal para que los más chicos se junten y entablen relaciones", agregó, por su parte, Murano.

Lo que está claro para los desarrolladores y los agentes inmobiliarios es que la presencia de una mujer a la hora de definir una transacción es clave. "Siempre conviene que venga la pareja del comprador porque es la que da el visto final y la que define la compra", concluyó Reyser. Aunque claro, también puede ser quien dé de baja una transacción, todo dependerá si la desarrolladora logró atraer con su encanto a la mujer.

Dejá tu comentario