22 de mayo 2013 - 00:37

El mundo demanda menos oro (salvo India y China)

• Bancos centrales también compensan.
• En la Argentina apuestan con un 8% de reservas

El mundo demanda menos oro (salvo India y China)
En el primer trimestre del año la demanda mundial de oro bajó un 13% interanual a 963 toneladas (valuadas en u$s 50.500 millones) de las cuales 551 toneladas fueron para joyería; 200,8 toneladas para inversión; 109,2 toneladas para tecnología y el resto, 109 toneladas, fueron adquiridas por bancos centrales. Entre China (294 toneladas), India (257 toneladas) y los banqueros centrales continúan explicando la demanda sostenida de oro de 2013.

Los datos recabados por el Consejo Mundial del Oro dan cuenta que si bien la demanda mostró una desaceleración global, la baja se explica por la caída de la demanda de los fondos ETF que replican la inversión en oro. Estos, en gran parte de índole especulativa, liquidaron posiciones (en más de 176 toneladas) y tomaron ganancias (se pasaron muchos a las acciones); de esta manera redujeron la demanda para inversión que en realidad creció el 10% interanual a 377,7 toneladas en el primer trimestre (en barras, monedas y medallas).

De modo que el mercado mundial siguió impulsado por la diversa demanda global y el apetito por poseer joyas de oro que sigue creciendo.

En particular la demanda de joyería total subió un 12% en 2013, principalmente por el consumo de los mercados asiáticos. En China creció un 19% interanual a un récord de 185 toneladas mientras que en India (160 toneladas) y en Medio Oriente lo hizo en un 15% respectivamente. Debe destacarse también el aumento de la demanda en Estados Unidos, del 6%, por primera vez desde 2005.

El otro destino relevante de la demanda de oro son las barras y monedas, para inversión. China e India concentraron el 55% de la demanda total del primer trimestre, casi por partes iguales.

En el caso de India, el fuerte aumento de las importaciones de oro han desestabilizado el saldo negativo de la balanza de la cuenta corriente, y ha llevado al Gobierno a amenazar con prohibir las compras externas del metal precioso (que ya representan el 18% de las importaciones totales indias).
En Estados Unidos la demanda de barras y monedas creció un 43% en comparación con el mismo trimestre de 2012.

A nivel mundial, la inversión en monedas oficiales como las águilas americanas y las canadienses Maple Leafs aumentaron un 18%. Para los analistas, en general, el apetito de inversión a largo plazo sigue siendo fuerte, lo que se refleja principalmente en la continua demanda de barras y monedas.

El otro gran detonante de la sostenida demanda de oro, a pesar de que el precio se derrumbó en los últimos meses, fueron los bancos centrales. Por séptimo trimestre consecutivo resultaron determinantes las compras de oro, superiores a 100 toneladas, de los banqueros centrales; siendo además el noveno trimestre consecutivo en que los bancos centrales han sido compradores netos de oro.

Si bien el gran comprador en los últimos años, sobre todo a partir de 2009, fue China que duplicó sus reservas a más de 1.000 toneladas, son ahora además de Rusia otros países periféricos los que están engrosando sus arcas del banco central con metálico como Corea del Sur, Turquía, Azerbaijan, Bosnia, Bielorusia, Indonesia, Kazakhstan, y Mongolia. Claro que en el caso chino el oro sólo representa el 1,6% del total de sus reservas, por eso cada pequeño movimiento en la composición de sus reservas en divisas hacia el metal provoca una estampida de precios en el mercado mundial.

De todos modos el mayor tenedor de oro en sus reservas es Estados Unidos con más de 8.100 toneladas, seguido de Alemania con casi 3.400 toneladas, el FMI con 2.800 toneladas, Italia y Francia con más de 2.400 toneladas.

En el caso de Argentina, la información oficial muestra una tenencia de 61,7 toneladas lo que representaba al fin del primer trimestre del año menos del 8% del total de las reservas del Banco Central.

Otro que aumentó sus apuestas a favor del oro en detrimento del dólar y el euro fue el Banco Central de Brasil, que tras sucesivas compras ahora totaliza 67,2 toneladas, las cuales apenas equivalen a menos del1% de las reservas totales.

Debe destacarse también a varios países víctimas de la crisis de la deuda soberana europea como Portugal, Grecia e incluso Chipre. Estos países ostentan reservas en oro por 382,5 toneladas, 112 toneladas y 13,9 toneladas respectivamente. Por ello el mercado siempre teme que en caso de algún inconveniente con sus acreedores recurran a vender parte de su oro.

Dejá tu comentario