El PRO ya amenaza con impugnar la comisión contra el jefe porteño

Edición Impresa

El macrismo intentará remontar la fallida estrategia de lanzarse a pedir el juicio político al jefe de Gobierno todo lo que pueda, pero ya el propio Mauricio Macri (ver nota aparte) comenzó a admitir que prevalecerá la comisión investigadora especial que proponen los legisladores de la oposición. No logra el oficialismo porteño conseguir los votos para impulsar el juicio político que en dos meses, supone, liberaría a Macri de toda responsabilidad, ya que los suyos dominarían el proceso. Pero no junta votos para esa iniciativa, tal como anticipó este diario el lunes. En cambio, la oposición tiene mayoría para abrir una investigación, que si bien no necesariamente termina en la condena a Macri (por ahora blindado por los votos de su bloque) su objetivo sería más amplio. No sólo apuntaría a la presunta responsabilidad del jefe porteño en las escuchas ilegales, causa en la que está con procesamiento confirmado por la Cámara, sino que revisaría toda la conformación de la Policía Metropolitana y designaciones como la de Jorge «Fino» Palacios, detenido por presuntamente integrar una asociación ilícita enquistada en el Gobierno de la Ciudad.

A eso le teme el PRO, porque presume se extenderá su plazo. Busca acotar la pesquisa a una comisión investigadora dentro de la Sala Acusadora que actúa cuando si le da inicio a un juicio político. El desgaste y la certeza dentro del macrismo sobre que la oposición quiere abortar las chances políticas de Macri, comenzaron a hacer pensar en nuevos caminos.

Interpretación

En principio ya hubo conversaciones informales con algunos diputados de la oposición con la idea de darle otra interpretación al artículo 83 de la Constitución porteña. Allí se establece que la Legislatura puede «crear comisiones investigadoras sobre cualquier cuestión de interés público. Se integra con diputados y respeta la representación de los partidos y alianzas». Sobre ese último punto gira la disputa. En el proyecto que ingresó el 14 de mayo pasado el titular del bloque PJ, Diego Kra-vetz, se habla de una comisión de 15 diputados, que serían uno por cada uno de los 13 bloques más otros dos que serían el titular de Asuntos Constitucionales y de Seguridad.

El macrismo comenzará ahora a pedir representación proporcional en esa comisión, es decir, que se respete que su bloque tiene 24 bancas de las 60 que hay en el recinto. Pero, desde la oposición replicarán que se hará del mismo modo que cuando se hizo una comisión similar para investigar a Aníbal Ibarra por la tragedia de Cromañón, al margen de las proporciones. Como la Constitución habla de «partidos o alianza», inclusive el PRO amenaza con dividir el bloque de acuerdo a cada partido que lo integra y así tener más miembros.

«No vamos a aceptar una comisión en la que no esté respetada la proporción de los bloques, no puede ser que un solo diputado porque hizo un bloque tenga igual representación que nosotros, que somos 24», explicó uno de los voluntarios PRO encargado de la tarea de reunir votos para Macri. No es todo.

El macrismo ya advirtió a sus adversarios que «si es necesario vamos a recurrir a la Justicia para impugnar la comisión si consideramos que no está garantizada nuestra representación como corres-ponde».

Por el momento desde la oposición se asegura que «hay 35 votos para conformar la comisión investigadora especial con un proyecto que terminaremos de acordar la semana que viene». El martes comienza ese debate en Asuntos Constitucionales, que preside el radical PRO, Martín Ocampo, con la idea de producir un despacho que se someta a votación la semana siguiente.

Dejá tu comentario