El titular de la FAO recibió a Domínguez ayer en Roma

Edición Impresa

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió ayer con el titular de la FAO, Jaques Diouf, en la sede de Roma, ocasión en la que el funcionario nacional manifestó «su profundo reconocimiento» al trabajo que lleva a adelante ese organismo en la lucha contra el hambre.

Diouf valoró la labor del Gobierno argentino y destacó que «fue un honor el reconocimiento realizado por la FAO en diciembre pasado a Cristina Fernández de Kirchner, otorgándole la medalla CERES por su aporte en la lucha contra el hambre».

El titular del organismo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación consideró que «la Argentina fue uno de los países que asumieron un compromiso inquebrantable para garantizar la seguridad alimentaria e incorporar en la agenda internacional un debate profundo para construir una agricultura que asegure equidad social con acceso a los alimentos».

En tanto, Domínguez resaltó el liderazgo y la visión en pos de alcanzar los objetivos que promueve la FAO, como modernizar la agricultura para asegurar el acceso a alimentos sanos y nutritivos.

Además, el ministro de Agricultura ponderó la gestión de la FAO en la lucha contra el hambre en el mundo, al considerar que «la gestión de Diouf permite construir una política unívoca entre los países que buscan, a través de la seguridad alimentaria, acceder a una calidad de vida más justa de la población del planeta».

«La Presidenta (Cristina de Kirchner) me pidió que le transmita nuestro compromiso de potenciar una agenda agroalimentaria sustentable a través de nuestros técnicos y científicos que, en el caso de la Argentina, son un modelo genuino de cómo llevar adelante una biotecnología certificada que no altera la calidad de la producción de los alimentos», expresó Domínguez.

En ese sentido, precisó: «Nuestro país produce alimentos para 500 millones de personas y eso es resultado de los esfuerzos que desde el sector público y privado hemos venido realizando».

Dejá tu comentario