Elecciones de jueces y abogados mantiene statu quo en Magistratura (pero alistan despegue de Gobierno)

Edición Impresa

• DIÁSPORA DE CANDIDATOS ENTRE MATRICULADOS PORTEÑOS Y DEL INTERIOR DEJA AL PRO LEJOS DE UNA BANCA
Habrá equilibrio entre listas en disputa por los magistrados y es favorito oficialismo en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

Inminentes elecciones en el estamento de los jueces y de los abogados porteños terminarán por mantener cierto status quo en la futura integración del Consejo de la Magistratura, aunque deberán definir qué perfil adoptarán los nuevos miembros con respecto al Gobierno, que había logrado homogeneizar un bloque sólido dentro del órgano de selección y remoción de jueces. Hoy la campaña es por comenzar a tomar una sigilosa distancia de la Casa Rosada. Los magistrados disputan en tres listas idéntica cantidad de bancas que, más allá del cambio de nombres, ofrecerá una proporcional distribución entre líneas internas. Sin embargo, la primera sorpresa para los matriculados en la Capital Federal es la dispersión de contendientes, lo que puede tener como resultado un triunfo del sector liderado por Jorge Rizzo (ahora sí) lejos del PRO, lo que alejaría al oficialismo de tener un representante por los letrados. La reorganización será crucial para determinar la influencia judicial a la que podrá aspirar el Gobierno.

La lista Celeste, con el camarista de San Martín Alberto Lugones como candidato, buscará ser la "ambulancia" que recoja a los heridos de la contienda interna que dejó la Lista Bordó que, como informó Ámbito Financiero, tendrá nuevamente al camarista comercial Ricardo Recondo como esfinge. Probarán suerte intentando cooptar votos de los sectores desencantados con la ausencia de renovación de la mayoría en la Asociación de Magistrados y de los "clusters" de Comodoro Py que inicien (con ajustado timming) el despegue del Gobierno. Será la primera prueba de fuego el 6 de septiembre. Es en el edificio de Retiro, Compromiso Judicial -con Juan Manuel Culotta encabezando- aprovechará su fuerte incidencia dentro de las filas "amarillas" para hacer valer su caudal de adhesiones, haciendo un voto de fe acerca de buenos pronósticos que puedan tener sus miembros, quienes hasta ahora han cosechado sólo éxitos, ascensos, promociones y lugares de preminencia a cambio de evidenciar cercanía. El de los jueces es un nicho de 700 votos que, si los guarismos triunfan, volverá a repartir bancas entre los tres sectores en pugna. Existe un acuerdo transversal: evitar que las denuncias de juicio político que recién caducan a los 3 años puedan ser utilizadas como condicionantes por el Poder Ejecutivo. Mucho menos por el contenido de sentencias, algo que caracterizó mucha de las reacciones oficiales ante jueces díscolos. Los "Celestes" se enfocarán en mantener distancia y también negarse al traspaso de tribunales, aunque desconfían de la actitud de Recondo de mostrarse opositor en campaña. Señalan que eso tiene fecha de caducidad. Existen múltiples reclamos sectoriales, edilicios y presupuestarios que resultan inimaginables para el Gobierno, pero que conforman el día a día de carencias para el sistema de administración de justicia, desapercibidas del gran público.

Entre los abogados porteños la cuestión es más dispar. Hubo una multiplicidad de listas previstas para la elección del 9 de octubre, seis días después de que lo hagan los abogados del interior por otra banca divididos en 6 listas y con Miguel Piedecasas -actual presidente del Consejo- apoyando la quinta nómina que encabeza Marian Sánchez Herrero, de Mar del Plata. De los contendientes por el resto del país también subyace la discusión entre quienes destacan la gestión de Piedecasas (con auditoría anticorrupción incluida) y quienes señalan que esa banca debe despegarse del bloque oficialista.

Para la Capital Federal, dentro de las 6 nóminas oficializadas, el primero en lanzarse fue el abogado Alejandro Fargosi con papeleta individual y buscando cosechar el voto conservador y alineado con el Gobierno. Su postulación restará sufragios al oficialismo que divide votos. Explotará el hecho de que la Casa Rosada jugará detrás del radical Juan Pablo Más Vélez, cercano a Daniel "Tano" Angelici, el exponente más cercano que el PRO tiene a mano, con su ruptura tácita con Rizzo, con buen olfato para romper con los oficialismos. Horacio Erbes apunta a ser el ganador de esa banca clave por Gente de Derecho, con el aparato del Colegio Público de Abogados. Su suplente proviene de la influyente agrupación del Colegio de la Ciudad de Buenos Aires, liderada por Guillermo Lipera, con lo que es la alianza más sólida. Encuentro de Abogados busca ubicar a Patricia Vescio. "Abogados de a Pie" bajó su lista a 24 horas de haber postulado a un funcionario del Banco Nación en una aventura de último momento.

Dejá tu comentario