En alerta por presión inflacionaria, Ejecutivos refuerzan asistencia social

Edición Impresa

Preocupados por el impacto de la inflación en los sectores más vulnerables, los gobernadores lanzaron en los últimos días nuevas medidas que profundizan la asistencia social en sus distritos.

En esa línea, por caso, ayer el Gobierno del entrerriano Gustavo Bordet anunció un incremento en el monto de las partidas para beneficiarios de programas alimentarios.

La estrategia incluye el aumento del 100% en la Tarjeta Social, mientras que la suba será del 50% en la tarjeta de Riesgo Nutricional, y del 30% en la de Celiaquía. En paralelo, fueron incrementadas en 30% las partidas para los 50 comedores de los hogares para adultos mayores.

"Este incremento es un esfuerzo que realizamos desde el Gobierno provincial, entendiendo que hay muchas dificultades en este momento; hay miles de familias que tienen problemas alimentarios, una necesidad básica para la condición de cualquier ser humano, y por eso estamos presentes como Estado", señaló el justicialista Bordet.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social local, Laura Stratta, destacó "el esfuerzo de la provincia". "Estos eran programas que articulamos con Nación, donde hay un porcentaje que pone la provincia, pero se invirtió la proporción a raíz de los aumentos, de los que también se hace cargo la provincia", afirmó.

En las últimas horas, en sintonía, también disparó medidas el Gobierno del radical jujeño Gerardo Morales, en el marco del lanzamiento del "Plan de Contingencia Jujuy Asiste y Reactiva".

El paquete de definiciones -tal como lo informó ayer este diario- incluye una estrategia para "sostener la situación social" frente a los cimbronazos cambiarios.

"Haremos un esfuerzo desde el punto de vista alimentario, en lo que respecta al sistema de comedores y a la ampliación de cobertura de programas sociales, como también los de formación y capacitación, más allá de los que están en marcha", sostuvo Morales.

Asimismo, la titular del Ministerio de Desarrollo Humano, Ada Galfré, remarcó que, "a partir de la ampliación de servicio de los comedores escolares, hemos determinado una primera línea de acción conjunta con el Ministerio de Educación, que tiene los datos concretos de dónde está la vulnerabilidad más profunda".

"La idea es que la gente que está en situación de más vulnerabilidad sea asistida en mayor medida, y los que están en nivel medio no caigan", explicó.

En las últimas horas, en tanto, la ministra de Desarrollo Social de La Pampa, Fernanda Alonso, advirtió que "se nota cada vez más una retirada del Gobierno nacional en las cuestiones sociales" y sostuvo que "en cada gestión que hemos hecho para mejorar los aportes sociales o algún nuevo programa para nuestra provincia, no hemos tenido respuesta favorable".

Dejá tu comentario