En el sube y baja

Edición Impresa

 Wall Street operó con altibajos de conocerse una publicación del Departamento de Trabajo que conllevaba un dato negativo respecto del mercado laboral, agregado al pobre desempeño de la tecnológica Apple. El Departamento de Trabajo publicó que las solicitudes semanales del subsidio por desempleo, en Estados Unidos, aumentaron en 10.000 la semana pasada, cuando el pronóstico de los analistas había previsto que iban a ser menos. Arrancando el último trimestre del año seguramente la atención de los inversores estará puesta, por estos días, en la entrada de resultados y el futuro de lastasas.

El índice Dow Jones de Industriales finalizo en 16.272,01 puntos, bajando el 0,08%, el S&P 500 se situó en los 1.923,82 puntos subiendo el 0,20 %, y el NASDAQapreciándose el 0,15 % finalizó en los 4.627,08 puntos.

Y pasando a otro tema candente, siguen los mercados emergentes en su laberinto. Según los últimos datos del Instituto de Finanzas Internacionales , la inversión extranjera en los mercados emergentes está escapando a borbotones.

Un estimado de 40.000 millones de dólares han sido los que se han retirado de estos mercados durante el últimotrimestre, entre acciones y bonos. Esla mayor salida trimestral desde la crisis financiera global de 2008. La confianza de los inversores s en los mercados emergentes fue convulsionadaaún más este trimestre por la abrupta caída del mercado de valores en China y por los esfuerzos sin resultadosde Pekín para reforzar los precios de las acciones, la posterior devaluación del yuan en agosto sustentólas sospechas de que la economía china podría estar peor que lo esperado y la ola de ventas en los mercados emergentes se aceleró sacudiendolos mercados financieros mundiales.

Estos antecedentestuvieron un efecto en cadena sobre los commodities, cuyos precios llegaron a sus niveles más bajos en seis años. Dado que China es el mayor comprador de muchas materias primas de países como Brasil, Sudáfrica y Malasia, sus problemas afectan a las monedas de estos países y está obligando a algunos de éstos a devaluar sus monedas y/osusreservas de divisas para defender sus tipos de cambio. Los principales índices europeos finalizaron dispares, París bajó el 0,6%, Fráncfort el 1,6% y Milán el 0,7%,mientras que Londres subió el 0,2% y Madrid el 0,1%.

Dejá tu comentario