Estudiantes consiguió tres puntos y nada más

Edición Impresa

No fue tan fácil para Estudiantes ganarle al modesto Universitario de Sucre. Lo logró con un tanto del uruguayo Salgueiro, después de varios rebotes y en una jugada donde Matías Sánchez estaba en posición adelantada y molestaba la visión del arquero Lampe.
Estudiantes salió muy confiado, atacando por los laterales con los desbordes de Angeleri por derecha y Leandro Benítez por izquierda, y buscando con centros la cabeza de Boselli.
A los 16 consiguió el polémico gol y pensó que el partido estaba definido y que se iba a sacar una amplia diferencia, pero el equipo boliviano sorprendió con su planteo ordenado y jugando de igual a igual.
Hubo un gol anulado a Ribera por posición adelantada, lo que fue una llamada de atención para el equipo platense, que sin Verón, lesionado, no tuvo personalidad en la mitad de la cancha.
Sólo los piques y las jugadas individuales de Salgueiro hicieron temblar a una defensa que estaba bien plantada.
En el segundo tiempo, Estudiantes intentó ampliar el marcador, pero dio ventajas defensivas que pudieron costarle caro, porque faltando 10 minutos, Andújar tuvo que demostrar todos sus reflejos para tapar un remate desde la puerta del área de Saucedo.
Eso hizo reaccionar a Estudiantes, que en los minutos finales creó dos situaciones de gol que Lampe conjuró muy bien ante Calderón y Diego Galván.
Estudiantes consiguió sus primeros tres puntos en la Copa Libertadores de América, aunque su actuación fue apenas discreta.

Dejá tu comentario