Fanny Navarro entre el dolor y el glamour

Edición Impresa

«Qué me has hecho vida mía». Dramaturgia: M. Pitrola, M. Merlino y D. Lerman. Dir.: D. Lerman. Int.: M. Merlino. Ilum.: F. Balcells. Vest.: V. Bari. (Teatro La Carpintería)

Inspirada en la vida de Fanny Navarro, este nuevo trabajo de María Merlino evoca el mundo del radioteatro y del star system argentino de los años 40, a través de una actriz cuyo destino estuvo ligado al ascenso y la caída de Juan Duarte. (hermano de Evita y eventual secretario privado de Juan Perón).

Los recuerdos de la protagonista traen a escena momentos significativos de su carrera, incluido su frustrado casamiento con un bodeguero mendocino que la llevó a vivir a su provincia, hasta que Navarro no aguantó más y ocho meses más tarde abandonó a su marido para retomar la actividad.

Su relación con el donjuanesco Duarte -al que las malas lenguas comparaban con un conocido jabón de tocador, por aquello de que «nueve de cada diez estrellas lo usan»- la llevó a dirigir el Ateneo Cultural Eva Perón. Lamentablemente, su elevado status dentro del peronismo terminó disparando su altivez de diva. Se dice, entre otras cosas, que se negó a ir a un rodaje por haberse ofendido con el director Daniel Tinayre.

Omisión

Llama la atención que la protagonista no haga mención al dudoso suicidio de Duarte (a quien Perón le retiró su apoyo tras la muerte de Evita); sólo evoca el modo en que este incorregible picaflor puso fin a su relación: mediante un simple llamado telefónico.

Al igual que en su trabajo anterior «Nada del Amor me produce Envidia», con el que realizó cinco temporadas, Merlino vuelve a encarnar un rol femenino propio de los años 40 y 50. Solo que aquí hay menos peripecias que las sufridas por aquella costurera algo lunática. Merlino se apoya aún más en sus dotes de cantante y en la puntual caracterización de aquellas divas de teléfono blanco que no parecían pertenecer al mundo de los mortales, con su voz impostada y una actitud siempre lánguida y distante.

El personaje se debate entre el dolor y el glamour (bien reflejado en el diseño de vestuario, luces y escenografía) mientras interactúa con un técnico de radioteatro (el músico Joaquín Segade) quien, además de encarnar algunos roles silenciosos, se ocupa de los efectos sonoros que condimentan la obra y aportan toques de humor.

«Qué me has hecho vida mía» tiene el encanto de un cuento infantil, oscuro y trágico, con una heroína que lucha por reinar en un mundo de ensueño y que cuando por fin lo consigue, comete un error que rompe el hechizo.

Hay un príncipe desamorado, un hada madrina (Eva Perón) que se esfuma antes de tiempo y un ogro: Raúl Apold (el temible encargado de prensa y difusión del peronismo), declarado enemigo de Navarro. La «Revolución Libertadora» del 55, terminó de enloquecer a la actriz con su caza de brujas. Víctima de continuos ataques de pánico, vivió recluida hasta su muerte, en 1971. Tenía sólo 51 años.

La obra respeta su memoria con un enfoque más amable y ecuánime que el que le brindó la película «Ay Juancito», en 2004.

Dejá tu comentario